Páginas vistas en total

miércoles, 14 de junio de 2017

MEMORIAL DAY


Muchas veces me pregunto que hace grande a una nación, tras duros debates conmigo mismo he llegado a una conclusión. No es su riqueza ni una numerosa población sino el respeto a su Historia, a sus antepasados y especialmente a los que dieron su vida por su país. Cada día siento más envidia a los EE.UU. y al Reino Unido que conmemoran su pasado sin prejuicios o luchas políticas como también hacen los países de Europa del Este, especialmente Rusia. Bueno, sin ser crítico, casi todos los países menos nuestra España, en la que por desgracia nuestro gran pasado militar fue relegado del sistema educativo por complejos o ideologías interesadas en olvidar la Historia común...


Cada último lunes del mes de Mayo los estadounidenses celebran el Memorial Day, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate. El origen de este homenaje se retrotrae al final de la Guerra Civil Estadounidense también conocida como de Secesión, en la que el Gobierno de la Unión recordaba a sus caídos pero con el paso de los años se comenzó a rendir homenaje a los muertos de ambos bandos en un gesto de reconciliación nacional. La fecha fue proclamada el 5 de mayo de 1868 por el General John Logan, comandante nacional del Gran Ejército del país, y se conmemoró por primera vez el 30 de mayo. Tras la Primera Guerra Mundial, se convirtió en un homenaje a todos los soldados caídos por los Estado Unidos de América.


Será en 1966 cuando el presidente Lyndon B. Johnson lo declaró oficialmente y en 1971, en plena Guerra de Vietnam cuando se convirtió en un día festivo tras ser aprobado en el Congreso.

Los estadounidenses acuden a los cementerios militares a homenajear a todos los caídos, especialmente al famoso Cementerio de Arlington en las afueras de Washington D.C., dejando flores y una bandera (la bandera en el uniforme de combate US Army) a los pies de las lápidas.