Páginas vistas en total

jueves, 14 de enero de 2016

WANDA DA CARPETAZO A CAMPAMENTO Y CALDERÓN TRAS ABANDONAR EL EDIFICIO ESPAÑA.


TENÍA PLANES POR CERCA DE 4.000 MILONES

La decisión de cerrar la filial española se tomó la semana pasada, en un consejo de administración en China, y afecta a todos los planes que tenía en nuestro país. Solo salva la participación en el Atleti

Fue hace una semana, en un consejo de administración celebrado en China, cuando Wang Jianlin, presidente de Grupo Wanda, dio un golpe en la mesa y decidió abandonar sus planes en España. La bomba acababa de estallar, aunque sus efectos no llegaron a Madrid hasta este lunes, cuando se comunicó a la plantilla de la filial española, una veintena de empleados, los planes de la matriz.

Las primeras alarmas saltaron en torno al Edificio España, el emblemático rascacielos donde Wanda preveía promover apartamentos de lujo, un hotel de alto 'standing' y un centro comercial; y que ahora ha decidido poner a la venta, aún a costa de hacerlo con pérdidas millonarias. El propio Ayuntamiento de Madrid, por boca de su concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, solo se refirió a este proyecto en las escuetas declaraciones que hizo ayer al respecto, cuando confesó que todavía no había podido hablar con los responsables del conglomerado asiático, aunque esperaba hacerlo en los próximos días.

De hecho, fuentes del consistorio confirman la “sorpresa” que se llevó Ahora Madrid al conocer el plantón de Wanda. “Es cierto que han puesto muchas trabas pero no podían imaginarse que fuera a ser tan rápido y contundente”, aseguran miembros del consistorio. De hecho, el concejal de Urbanismo tenía previsto presentar el plan de detalle del Edificio España -que era el siguiente paso para seguir adelante con el proyecto- la próxima semana en la Junta de Gobierno. 

Edificio España. (EFE)

Quienes sí estaban ayer por la tarde en el Palacio de Cibeles eran Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, y Miguel Ángel Gil, principal accionista del club, a quienes los planes de Wanda afectan directamente, ya que el grupo de Wang Jianlin tiene un 20% del equipo colchonero y prevía promover la conocida como Operación Calderón, un desarrollo urbanístico previsto en los terrenos donde se ubica actualmente el estadio del Vicente Calderón y que Ahora Madrid también ha decidido poner en cuarentena.

Según confirman varias fuentes conocedoras, el toque de retirada de Wanda afecta a cualquier posible participación del grupo tanto en este desarrollo como en Operación Campamento, otro proyecto que está en el aire y donde el conglomerado chino se había ofrecido a invertir un mínimo de 3.000 millones. De hecho, entre los cerca de 700 millones que, se estima, podía alcanzar la inversión total del proyecto del Edificio España, y los 300 millones en que se ha valorado el desarrollo en los terrenos del Vicente Calderón, la espantada de Wanda supone que se han esfumado unos 4.000 millones de euros en proyectos.

Además, en el resto de grupos de la oposición en el ayuntamiento la sorpresa también ha sido mayúscula tras conocer la noticia. Fuentes del PSOE-M admiten no haber tenido conocimiento de que en estas primeras semanas del año el gigante chino hubiera estado estudiando su situación en Madrid y pensaron, al saltar las alarmas, que se trataba más de una amenaza que de una decisión consolidada. El grupo municipal popular dirigido por Esperanza Aguirre insiste en la “gravedad” que supone “perder una inversión de este tipo” y pide públicamente a la alcaldesa Manuela Carmena que “lo piense dos veces” antes de frenar una inversión “extraordinaria” en un edificio emblemático que necesita la rehabilitación.

Wanda sigue adelante con el Atlético de Madrid

La única inversión que Wang Jianlin no ha puesto en duda es su participación en el Atlético de Madrid, ya que se trata de algo muy menor para el hombre más rico de China, según el 'ranking' de 'Forbes', y el 29º del mundo, con un patrimonio estimado de 27.400 millones de dólares (25.127 millones de euros). De hecho, su decisión no responde a motivos económicos, ya que un gigante como Wanda se puede permitir vender el Edificio España a pérdidas, aunque estas sean de decenas de millones de euros. Lo que hay detrás de la "decisión unilateral de Wanda" -Calvo 'dixit'- de abandonar España es hartazgo.


El empresario, habituado a ser recibido con la alfombra roja en cualquier parte del mundo, se ha cansado de la forma de funcionar de la Administración española, en general, y de la madrileña, en particular. "Es una decisión más política que otra cosa", afirma una fuente próxima el empresario asiático, quien está cansado del comportamiento de Ahora Madrid, partido al que acusa de estar poniendo constantemente trabas a sus planes. Pero las lamentaciones de Wanda no se limitan al actual equipo de Gobierno, también está dolido con el anterior Ejecutivo de Ana Botella, del que esperaba que hubiera sido más diligente, lo que habría ahorrado muchos de los actuales problemas.

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone (i), visita las obras de La Peineta. (EFE)

Aunque la decisión es firme, y su primera consecuencia se ha dejado ya sentir en las oficinas de Wanda Madrid Development al comunicar el final de sus contratos, tanto desde el mundo empresarial como desde el político está habiendo ya movimientos para tratar de convencer al empresario de que se replantee su postura, conscientes del duro golpe que es para Madrid ver esfumarse a uno de los mayores inversores del mundo. "Si nos quieren volver a llamar, tendrán que seducirnos", afirma, tajante, una fuente del conglomerado asiático.

De hecho, el grupo de Ciudadanos liderado por Begoña Villacís ha preferido tomar cartas en el asunto escribiendo directamente una carta a representantes de la empresa propiedad de Wang Jianlin para insistir en la importancia de que la operación se mantenga, señalando los puntos fuertes del proyecto y postulándose como posibles mediadores con el equipo de Gobierno consistorial para tratar de dar marcha atrás a este portazo. La portavoz de la formación naranja teme, según explica a este diario, “un efecto dominó” con el resto de grandes inversores, y señala que lo importante no es solo el caso del grupo chino, sino el posible contagio a otros empresarios que decidan marcharse de Madrid. “La imagen de que Wanda se va puede perjudicar mucho el desarrollo de futuros proyectos”, insiste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.