Páginas vistas en total

lunes, 2 de noviembre de 2015

EL "SORPASSO".


En los últimos tiempos se ha multiplicado el empleo de la exótica voz sorpasso en las informaciones y crónicas sobre asuntos políticos. Parece que quien lo introdujo en España fue Julio Anguita, que en los años ochenta y noventa del siglo pasado desarrolló la teoría del sorpasso.

Hoy vuelve a hablarse de un posible sorpasso de IU al PSOE, y por primera vez del sorpasso de AGE al PSdeG. No se trata, en contra de lo que puedan creer algunos («Si IU fuera capaz de darle el sorpasso al PSOE…»), de un andalucismo por  ‘zarpazo’, ‘sopapo’ o ‘golpe por sorpresa’. Sorpasso es un sustantivo italiano que significa ‘adelantamiento’ [de un vehículo a otro]: «La Scuderia occupa il secondo posto nella graduatoria dei sorpassi effettuati, solo uno in meno della Lotus».

A partir de ahí se aplica con el sentido de ‘superación’ [de un adversario en una clasificación o en una contienda política].

En Italia se usaba en la segunda mitad del siglo pasado para aludir a una hipotética victoria electoral del Partido Comunista Italiano que le permitiría ocupar el puesto de la Democracia Cristiana en el Gobierno. Nunca se produjo. Pero vieron un sorpasso cuando el PIB español llegó a superar al italiano.

En la mente de los italianos, Il sorpasso será para siempre una amarga comedia de Dino Risi rodada en 1962 y estrenada en España con el título de La escapada. Esta, la escapada, es la de un fin de semana de los personajes que encarnan Vittorio Gassman y Jean-Louis Trintignant, el primero un gamberro maduro, un vividor que conduce un Lancia deportivo. El segundo es un tímido estudiante al que le acaba gustando la fiesta pero que no va a poder disfrutarla mucho de ella.

Solo un diccionario español, el Clave, se hace eco del italianismo sorpasso, que define así: «En política, fenómeno por el que, en unas elecciones, un grupo político supera sobradamente a otro». Pero el español tiene recursos suficientes para hacer innecesario el empleo de sorpasso.

Es recomendable, sin embargo, ver, o volver a ver, la película de Risi y, si pasan por Ferrara, ir a comer a Il Sorpasso, una trattoria donde es ineludible un plato de tagliatelle al Sorpasso.

Que aproveche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.