Páginas vistas en total

miércoles, 12 de marzo de 2014

MIENTRAS QUE "EL PRÍNCIPE" TRIUNFA, "B&B" SE HUNDE ¿POR QUÉ?

Hiba Abouk en 'El príncipe'

El desnudo integral de Hiba Abouk y otras claves del brutal éxito de 'El Príncipe': ¿están cambiando nuestras series?

La ficción en españa está viviendo buenos momentos en los que están cambiando los modelos y los contenidos

Acción, giros inesperados, valentía, incursión en temas reales y una buena dosis de sexo y cuerpos esculturales. Estos son los componentes principales que han hecho de 'El Príncipe' todo un fenómeno social. Pero mientras que este thriller le está dando muchas alegrías a T5, su otra gran apuesta de la temporada, 'B&B' se ha dado el batacazo. Analizamos el panorama actual de las series españolas, un terreno que, en poco tiempo, está cambiando mucho. ¿Qué productoras se están llevando la palma y cuáles se están quedando atrás? ¿Qué series deberían hacerse a partir de ahora?

El pasado 4 de marzo de 2014, 5.204.000 espectadores ( un 26.3% de cuota de pantalla ) vieron el quinto capítulo de 'El príncipe', lo que confirma no sólo el éxito de la serie, sino el resurgimiento de la ficción en T5, una cadena que, aparte de comedias como 'La que se avecina' y 'Aída' (ya de capa caída) se había centrado en la telerrealidad.

Una de las escenas más comentadas (no sólo en Twitter sino en muchas webs y diarios digitales) del mencionado capítulo de 'El Príncipe' fue aquella en la que (casi al comienzo, mientras aún salían los títulos de crédito) la protagonista, Hiba Abouk, se daba una explícita y sensual ducha después de que su personaje, Fátima, hubiese mantenido relaciones sexuales con Morey (Álex González), un hombre prohibido y de otra etnia. La secuencia no escatimó en planos del cuerpo de la actriz.

De hecho el minuto de oro del día llegó momento más tarde, cuando, en otra secuencia, Fátima tomaba el sol con sus amigas, quienes, de pronto, decidieron quedarse en topless de manera absolutamente gratuita.

Pero estas escenas no han sido las únicas de 'El Príncipe' en mostrar 'carnaza'. No, no. Además de la ya mencionada escena sexual del capítulo cuatro, Telecinco no para de mostrar y recordarnos (tanto en su web, como en distintos programas) los pectorales de sus dos protagonistas masculinos; Álex González y Rubén Cortada.

¿Significa todo ésto que en España seguimos cayendo en la trampa del sexo y que mostrar un par de pechos es sinónimo de éxito? No. Recordemos los casos recientes de 'Bienvenidos al Lolita' (serie de A3 enmarcada en un cabaret) y 'B&B' (la otra apuesta de T5 centrada en una revista de moda), dos ficciones cargadas de desnudos y escenas eróticas que, sin embargo, no han contado con el beneplácito de la audiencia.

'El Príncipe' nació hace cinco semanas como un producto prometedor. El piloto era algo mediocre en cuanto dirección y realización pero se veían atisbos de valentía, de algo nunca visto en España. Por primera vez, se añadían nombres reales y se afrontaban temas poco tratados en nuestras series (terrorismo, narcotráfico, ley del menor...) Pero con cinco capítulos ya emitidos, el fenómeno 'El príncipe' es un hecho . Por supuesto, tiene que ver el atractivo de sus protagonistas (aunque su talento sea escaso, sobre todo el de Hiba Abouk) pero esto no es, ni de lejos, lo más importante. Su secreto se basa más bien en un guión excelente (con unos giros trepidantes) y en dirigirse a un sector del público más concreto.

¿NUEVA ERA DE NUESTRA FICCIÓN?

Las series patrias siempre han tenido fama de excesivas en cuanto al sexo se refiere. De no tener en cuenta la capacidad artística de sus actores y conformarse sólo si están 'buenos' o 'buenas'. Esto sigue siendo así, por supuesto. El erotismo es un reclamo, pero no el único.

Las series en España están cambiando. Eso es un hecho. Llevábamos tiempo estancados en luna repetición de tramas, lugares comunes y mediocridad artísticas. El primer punto de inflexión de esta nueva 'era' (aunque aún es pronto para catologarla así) fue el estreno, en octubre de 2013, de 'El tiempo entre costuras' en A3, un producto mimado y de calidad cinematrográfica que nos posicionó en primera línea de combate tanto a nivel nacional como internacional.

Luego llegó 'El príncipe, que como decíamos, ha devuelto a T5 el prestigio perdido en cuanto a ficción se refiere. Y por último, el estreno de la gran 'Velvet' (A3), también ha beneficiado el panorama televisivo.

Pero por lo que realmente podemos decir que estamos ante una nueva época en las series, es por los fracasos, los de 'B&B', 'El corazón del océano' y 'Bienvenidos al Lolita', principalmente. Estas tres series, producidas por Globomedia, no son un remix de topicazos mil veces vistos, de tramas caóticas e irreales y de actores mediocres.

La maquinaria ya está en marcha. Las cadenas ya están pidiendo más series y el ambiente general es optimista. Pero hay que decir que hay productoras que se están quedando atrás. Mientras que Bambú (Velvet, Gran Reserva, Gran Hotel...), Ida y vuelta (Los misterios de Laura, 'El tiempo entre costuras...), Diagonal (Amar es para siempre) y las recién llegadas plano a plano (El príncipe) y Doble Filo (Vive cantando) se están llevando todos los laureles gracias a que ofrecen productos de calidad a precios razonables, la que antes fue la productora más prestigiosa de nuestro país, Globomedia, está cayendo en un bucle de fracasos que, por si fuese poco, no son nada baratos (al fin y alcabo es una empresa grande y eso se paga)

Remitido por Enrique Tre.