Páginas vistas en total

miércoles, 21 de agosto de 2019

EL SIGILOSO PERIPLO DE LA FRAGATA "MÉNDEZ NÚÑEZ"

Fragata "Méndez Núñez"

La fragata Méndez Núñez inicia su despliegue con el portaaviones Abraham Lincoln

Durante siete meses acompañará a la US Navy por el Mediterráneo, el Golfo, Índico y Pacífico

10 abr, 2019

La fragata española Méndez Núñez (F-104) zarpará este jueves de la base de Ferrol con la misión de integrarse en el Grupo de Combate del portaaviones estadounidense Abraham Lincoln.

Hasta el mes de octubre, cuando arribe a la base de la US Navy en San Diego (California), la fragata española formará parte del grupo de buques de escolta que acompañan a este portaaviones de propulsión nuclear que desplaza 100.000 toneladas y con 332 metros de eslora.

El martes el portaaviones de la «clase Nimitz» fondeará frente al puerto de Palma de Mallorca, donde su comandante, junto a oficiales de la Armada Española, presentarán esta misión de cooperación de defensa entre las armadas de EE.UU. y España.

Durante este despliegue junto al Lincoln, la fragata Méndez Núñez desplegará en escenarios demandantes como el Golfo Pérsico o el mar del sur de China. Además, participará en unos ejercicios navales junto a armadas de otros países como India o Japón.

No es la primera vez que un buque español despliega con un portaaviones estadounidense. Hubo tres participaciones anteriores: la fragata Álvaro de Bazán (F-101) en 2005 con el portaaviones Theodore Rooselvelt ; la Almirante Juan de Borbón (F-102) en 2011 con el George H. W. Bush; y la Blas de Lezo (F-103) en 2012 con el Dwight D. Eisenhower.

«La cooperación con la fragata española demuestra nuestro compromiso de trabajar con los países aliados y mejorar la interoperabilidad entre las fuerzas aliadas», manifestó la US Navy en su comunicado en el que anunciaba la entrada del portaaviones Abraham Lincoln en el área de la Sexta Flota (Atlántico oriental y Mediterráneo).

La fragata española está equipada con el sistema de combate Aegis, fabricado por la empresa estadounidense Lockheed Martin y del que disponen las principales unidades de la US Navy. Por ello, su valor en la integración en esta unidad de combate naval de la US Navy. Además, tiene capacidad de interceptación de misiles.

El Abraham Lincoln es uno de los diez portaaviones de que dispone EE.UU. Tiene una dotación de 6.500 marinos, con unas 60-70 aeronaves a bordo, entre ellas cazas F-18 de los «marines». Además del portaaviones y la fragata española, este grupo de combate de la US Navy lo componen el crucero de misiles guiado Leyte Gulf y un escuadrón de cinco destructores (Nitze, Mitscher, Winston S. Churchill, Mason y Gonzalez). Además, irá acompañado de algún submarino.

Tras acabar su misión con la US Navy en octubre, la fragata española regresará por el canal de Panamá, completando la circunnavegación a la Tierra en el V centenario de la epopeya de Magallanes y Elcano.

Tres cazas F-18 del portaaviones Abraham Lincoln sobrevuelan la fragata española Méndez Núñez (F-104) en el mar Mediterráneo / US NAVY

Los F-18 del Lincoln sacan «músculo» junto a la fragata Méndez Núñez

09 may, 2019

En las últimas imágenes oficiales, antes de cruzar el Canal de Suez este jueves, se observa una demostración aérea de sus F-18 Super  Hornet que avanzan sobre la fragata española Méndez Núñez (F-104) que, recordemos, forma parte de su escolta en el Grupo de Combate hasta el 31 de octubre, fecha prevista de la llegada de la flotilla a la base de San Diego.

Además de la fragata española, el portaaviones estadounidense de propulsión nuclear es escoltado por otros seis buques: los destructores de misiles guiados Nitze, Mason y Bainbridge, el crucero de misiles guiados Leyte Gulf, el buque logístico Arctic y al menos un submarino.

Las imágenes ofrecidas por la US Navy muestran a los cazas del Escuadrón Jolly Rogers en algún lugar del Mediterráneo. La última vez que la US Navy informó sobre la posición fue el pasado martes, encontrándose en aguas del Mar Egeo.

Ahora el portaaviones Abraham Lincoln (con sus 85 aeronaves a bordo) y su Grupo de Combate se dirigen a la zona de Oriente Medio tras cruzar el canal de Suez, tal y como informó el lunes el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Se trata de una muestra inequívoca de fuerza con un destinatario concreto, el régimen iraní que libra su particular guerra de influencia en Yemen contra Arabia Saudí, socio estratégico de EE.UU.


El Gobierno desaira a EE.UU. y manda a la fragata Méndez Núñez a Bombay para votar por correo


Trump medita una respuesta a esta maniobra, mientras Moncloa le quita trascendencia

15/05/2019

Estados Unidos medita aún su respuesta a la «retirada temporal» de la fragata española Méndez Núñez (F-104) del Grupo de Combate 12 del portaaviones Abraham Lincoln cuando éste se encontraba en el golfo Pérsico, una zona prevista en el despliegue inicial, tal y como informó ABC el 21 de abril.

La decisión fue valorada ayer con enorme malestar por las fuentes «no oficiales» de la Armada Española consultadas por este periódico. No hay discrepancia por el fondo de la decisión -«cada Gobierno tiene su visión y política de defensa»- sino «por la forma» y no haberla adoptado con anterioridad al despliegue, en el que podría haber una escalada de tensión a su paso por zonas como Oriente Medio o el Mar del Sur de China.

Nada duele más a un militar que abandonar una misión internacional de repente y sin el deber cumplido. Además la decisión sitúa a España en un aliado poco fiable.

No obstante, las mismas fuentes militares esperan que la situación se pueda reconducir y la fragata española pueda integrarse nuevamente en la flotilla del portaaviones estadounidense cuando la escalada de tensión entre Irán y EE.UU. decrezca. «Aunque el portaaviones puede estar hasta un par de meses en la zona», subrayaron.

¿Y el resto de la misión?

Por su parte, desde el Estado Mayor de la Defensa (Emad), sí se informó de modo oficial del nuevo rumbo de la fragata española que ya se dirige al puerto de Bombay (India), «donde los 214 marinos españoles ejercerán su derecho al voto por correo en las elecciones europeas y municipales y autonómicas del 26 de mayo».

Ahora queda en el aire el resto de la misión, donde la fragata española formaba parte de la escolta del portaaviones Abraham Lincoln, junto a otros seis buques estadounidenses, en un periplo de siete meses que comenzó el 10 de abril en Ferrol (La Coruña) e iba a acabar el 31 de octubre en la base de San Diego. Después, a través del Canal de Panamá se realizaría la vuelta al mundo.

En declaraciones a ABC el pasado 19 de abril, el comandante de la fragata Méndez Núñez, el capitán de fragata Antonio González del Tánago, explicaba que «nuestra misión es proporcionar capacidad de defensa al portaaviones Abraham Lincoln, llevar a cabo distintos cometidos de seguridad marítima y garantizar la libertad de navegación y de comercio». También explicaba el despliegue en estos términos: «Este despliegue es también un claro compromiso de España y Estados Unidos en favor de la paz y estabilidad mundial».

Todo ello se ha desbaratado tras la decisión -«precipitada», según las mismas fuentes no oficiales- del Gobierno de Pedro Sánchez que ayer, en una respuesta coordinada trató de quitar hierro a la decisión «provisional» que no fue discutida previamente en el Consejo de Ministros. Así lo confirman fuentes de la presidencia del Ejecutivo que destacan que esta cuestión «es una competencia propia de Defensa».

Desde el entorno del presidente sí dejan claro que el presidente del Gobierno estaba «al corriente de los hechos y de la decisión». Un mensaje que transmite que la decisión se tiene que circunscribir solo al ámbito de Defensa. La voluntad es respaldar «la decisión que se basa en motivos técnicos y militares correctamente explicados por la ministra». Es el mensaje que se quiere hacer llegar a Estados Unidos y por el que en Moncloa argumentan que no temen la reacción de la Administración Trump.

Sin embargo, al margen de las palabras de Robles, cuestionando que el último despliegue del Lincoln no entraba en las previsiones, el resto de ministros a los que se pudo preguntar ayer por esta cuestión mostraron las distancias existentes entre España y Estados Unidos.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, justificó la decisión porque el acuerdo con EEUU «no entraba» que los barcos pudieran dirigirse al Golfo Pérsico: «Nuestro país va a apostar por la distensión siempre y máxime en un lugar como ése». Sin embargo, los planes iniciales de la misión sí preveían patrullas por la zona de la Quinta Flota de EE.UU., responsable de las fuerzas navales en el Golfo Pérsico, el Mar Rojo y el Mar Arábigo.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, sí justificó la decisión apuntando a la gestión de Trump. Celaá defendió que la decisión se debe a la «cautela y prudencia» del Ejecutivo español ante la «imprevisibilidad» del presidente estadounidense.


La fragata Méndez Núñez, rumbo a la India

Defensa aleja al buque del portaaviones Abraham Lincoln y la zona de Oriente Medio

La fragata española “Méndez Núñez”, retirada ayer del Grupo de Combate del portaaviones estadounidense Abraham Lincoln, se dirige en estos momento al puerto de Mumbai (India) para “garantizar el voto en las municipales de su dotación”, informan a ABC fuentes del Estado Mayor de la Defensa (Emad).

De este modo, y tras la orden del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, el buque español y su dotación de 214 marinos se aleja del escenario de Oriente Medio, donde EE.UU. e Irán han elevado la tensión en la última semana por la guerra en Yemen.

La fragata española, con base en Ferrol (La Coruña), se dirigía en la zona del Estrecho de Ormuz en el momento de recibir la orden del Ministerio de Defensa, ejecutada por el Estado Mayor de la Defensa.

La fragata española “retirada temporalmente” del Grupo de Combate del portaaviones estadounidense , tal y como informó Defensa en la noche del lunes, lleva desplegada con el Abraham Lincoln desde el pasado 10 de abril.

Hasta el 31 de octubre, tenía previsto participar en maniobras con el portaaviones, y los otros seis buques estadounidenses que le acompañan, en las zonas de Oriente Medio, mar del Sur de China y el Pacífico.

El destino final conjunto era la base californiana de San Diego, desde donde la Méndez Núñez volvería a España a través del Canal de Panamá.

Aunque la retirada es “temporal”, como subrayan desde el Emad, resta por saber si la US Navy permitirá al buque español reintegrarse en la flotilla estadounidense a vistas de que a la primera posibilidad de tensión geopolítica ha sido “desconectada” por decisión política.

La fragata española a su llegada a Bombay / @INDIANNAVY

La escala de la fragata Méndez Núñez en Bombay

La Operación Atalanta, destino probable tras la retirada del grupo de ataque del portaaviones Lincoln

22 may, 2019

Desde el pasado sábado la fragata Méndez Núñez (F-104) se encuentra en Bombay (India). Tras abandonar la zona de Oriente Medio el 13 de mayo, donde se encontraba integrada en el Grupo de Ataque del portaaviones Abraham Lincoln, se desplazó a la India para que los 215 miembros de su dotación pudieran ejercer su derecho al votos en las elecciones europeas y municipales. Algo que ya han realizado.
Tal y como informó la Armada India en su cuenta de Twitter esta escala “fortalecerá aún más los lazos existentes entre ambas armadas”. La visita concluirá este jueves, poniendo rumbo, muy probablemente, hacia la zona del Índico, aunque no ha habido confirmación oficial por parte del Ministerio de Defensa español o el Estado Mayor de la Defensa (Emad) a este respecto. 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ya apuntó que tras la “retirada provisional” del buque español del Grupo de Ataque del portaaviones Abraham Lincoln, por la escalada de tensión entre EE.UU. e Irán, uno de los destinos posibles sería la Operación Atalanta de la UE contra la piratería en el Índico.

Lo cierto es que tras la retirada española del Grupo de Ataque del portaaviones estadounidense, considerada como “precipitada” por fuentes militares consultadas, no se ha producido ningún movimiento militar en la zona que presagie un ataque inminente de EE.UU. a algún país o territorio con presencia militar iraní o donde apoya sus intereses (Yemen, Siria o Líbano).


La fragata española Méndez Núñez (F-104) se encuentra próxima a Omán

Se tiene constancia que recaló en el puerto de Mascate hace una semana

14 jun, 2019

La fragata española Méndez Núñez (F-104), que hasta el 13 de mayo formaba parte del Grupo de Ataque del portaaviones estadounidense Abraham Lincoln, se encuentra amarrada en un puerto de Omán o en aguas próximas, según las últimas informaciones facilitadas por fuentes militares. Se tiene constancia que recaló en el puerto de Mascate hace una semana.

Es decir, sin estar ligada ya al Grupo de Ataque del portaaviones estadounidenses, se encuentra en la zona próxima a los ataques que tuvieron lugar este jueves en el golfo de Omán, y de los cuales EE.UU. acusa a Irán.

Uno de los buques que forma parte de la escolta del portaaviones Lincoln era el destructor Bainbridge, el cual acudió a la llamada de socorro de uno de los petroleros atacados, concretamente el M/V Kokuka Courageous, cuando se encontraba a 30 millas náuticas. Finalmente pudo evacuar a los 21 integrantes de su tripulación.

Desde el Ministerio de Defensa no se ha informado oficialmente de la travesía de la fragata Méndez Núñez una vez desligado del grupo del portaaviones estadounidense salvo para referirse al primer viaje que se hizo a Bombay (India). El objetivo de esta primera escala era que los aproximados doscientos miembros de su dotación pudieran votar el pasado 26 de mayo.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que tras finalizar su misión con el portaaviones estadounidense por la escalada de tensión entre EE.UU. e Irán la fragata Méndez Núñez se destinaría a la lucha contra la piratería en el Índido y dar la vuelta al mundo, como estaba previsto, en el V centenario de la gesta de Magallanes-Elcano.


La fragata Méndez Núñez participa en un rescate junto al portaaviones Abraham Lincoln

Del 17 al 19 de julio asistió al grupo de ataque de EE.UU. tras caer por la borda un marino del Lincoln

21 jul, 2019

Aunque silenciada por el Ministerio de Defensa (la orden es que la fragata Méndez Núñez ni aparezca en redes sociales) y obviada por el Estado Mayor de la Defensa (cuyo Mando de Operaciones está diseñando una vuelta al mundo «in extremis» para la F-104) lo cierto es que la «fragata fantasma» de la Armada Española ha estado involucrada esta semana en un operativo de rescate conjunto con el grupo de ataque del portaaviones estadounidense «Abraham Lincoln».

Así lo ha informado en un comunicado la US Navy  que el día 19 daba por concluidos el operativo para rescatar a un marino que desapareció el día 17, presumiblemente tras caer por la borda, en aguas del Mar Arábigo.

Desafortunadamente, la búsqueda en la que participó el buque español junto al portaaviones Abraham Lincoln, el crucero de misiles USS Leyte Gulf y dos aviones de patrulla marítima estadounidense no tuvo éxito.

El vicealmirante Jim Malloy, mando naval de la Quinta Flota, quiso agradecer al buque de la Armada Española la asistencia prestada.

Hay que recordar que el 14 de mayo la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ordenó la retirada de la Méndez Núñez del grupo de ataque del portaaviones estadounidense, una decisión que era temporal y ahora, como ya se dio a entender posteriormente, es definitiva. No obstante, la misión de rescate nada tiene que ver con la razón de la espantada de mediados de mayo: la crisis abierta en el golfo Pérsico entre Irán y aliados de la OTAN.

En la zona España suma ahora tres buques: la Méndez Núñez, de la que no tenemos ninguna noticia oficial (pulula en aguas próximas a Omán hasta nueva misión); la fragata Navarra y la fragata Canarias, que participan en la operación contra la piratería de la UE en el golfo de Adén (de estas dos sí que hay fotos en redes sociales).

A la espera nos hayamos de conocer el rumbo que tendrá ahora la Méndez Núñez, que ya no participará en unas importantes maniobras navales que tendrán lugar en aguas internacionales del Mar del Sur de China.
La fragata Méndez Núñez ayer jueves, en el puerto Sultán Qaboos de Mascate / ABC

Primeras imágenes de la fragata Méndez Núñez en Omán

¿No sería mejor que regresase ya a España?

La fragata “Méndez Núñez” (F-104) sigue en Omán a la espera de que se recalcule su ruta y emprenda rumbo a una “vuelta al mundo” que, paradójicamente, es vendida ahora como su prioridad. No lo era allá por el 11 de abril cuando zarpó de Ferrol.

Como prueba de su larga estancia en la zona próxima a Omán, valgan las primeras imágenes que se pueden ver del buque de la Armada Española en el puerto Sultán Qaboos de Mascate. Las fotografías han sido remitidas a ABC por una fuente civil (hay que reconocer que con la “Méndez Núñez” hay silencio administrativo-militar).

Tras un breve paso por la India, el buque sigue en esta área del Índico, principalmente en ese puerto de Mascate o en el de Salalah, en el sur de Omán, país equidistante en el tablero diplomático de Oriente Medio al no ser ni suní ni chií (el Islam dominante es el ibadí). Yibuti es otro puerto que ha visitado la Méndez Núñez.

El despliegue con el portaaviones estadounidense iba a proporcionar al buque español una mayor interoperabilidad con la US Navy. Además, la Marina de EE.UU. podía conocer aún más la clase de fragatas F-100 a las puertas de elegir un nuevo modelo de destructor en el que Navantia se presenta como socio tecnológico junto al astillero estadounidense Bath Iron Works (General Dynamics).  Y, por último, España podía exhibir industrialmente la F-104 en diversos países de Asia junto al aliado estadounidense y otras marinas asiáticas.

Sin embargo, la crisis entre EE.UU. e Irán precipitó la decisión del departamento que dirige Margarita Robles y tras dos meses y once días aún no sabemos nada de los nuevos planes para la fragata para dar una vuelta al mundo. Nada se ha comunicado.

Asimismo, como hemos recordado aquí, la “Méndez Núñez” se ha convertido en una fragata “fantasma” en las redes sociales y la comunicación que depende del Ministerio de Defensa (comunicados, redes sociales del Ministerio, Estado Mayor de la Defensa o la Armada Española…).

Nada, ni una imagen. Tan sólo la filtración puntual a El País para comunicar de manera oficiosa a EE.UU. que se “piraban”, pero para siempre, del grupo de ataque del portaaviones Abraham Lincoln. Que lo de “temporal” ya no valía.

Cabe preguntarse qué hace un buque de sus características, puntero tecnológicamente y con el coste que implica su despliegue, abonándose ahora a esta misión (especial) de “vuelta al mundo” ordenada por el Ministerio de Defensa después de que el 14 de mayo decidiese finalizar su despliegue con el portaaviones estadounidense Abraham Lincoln. ¿No sería idea más cabal mandar su regreso a España, sin más, máxime con un Gobierno en funciones?

Sobre todo si el propio buque escuela “Juan Sebastián de Elcano” realizará una vuelta al mundo durante su 93 Crucero de Instrucción el próximo año (agosto 2020-agosto 2021) para conmemorar la hazaña del insigne marino guipuzcoano.


La fragata Méndez Núñez reaparece en Malasia

La F-104 arribó el domingo al puerto de Klang, donde estará cuatro días

13 ago, 2019
 
La fragata Méndez Núñez (F-104) se encuentra desde este domingo en el puerto malasio de Klang, según informó la Marina Real de Malasia en su cuenta de Twitter.

La parada será de cuatro días y a buen seguro que permite que los miembros de la dotación conozcan la ciudad de Kuala Lumpur, cercana al puerto, y sus famosas Torres Petronas.

La Méndez Núñez, que fue abruptamente retirada el pasado 14 de mayo del Grupo de Ataque del portaaviones estadounidense Abraham Lincoln, llegó al estrecho de Malaca procedente del puerto indio de Mormugao (cerca de la ciudad india de Panaji) tras una semana de travesía.
 
Tuit con el que la Marina Real de Malasia anunció la llegada a puerto del buque español / @tldm_rasmi

 El cometido de la fragata española es ahora, exclusivamente, dar la vuelta al mundo, según ordenó la ministra de Defensa, Margarita Robles, que no quería al buque próximo al área del Golfo Pérsico.
Por ahora, no se le conoce interactuación con otras marinas salvo las protocolarias, a tenor de lo visto en India, el tránsito hacia el Estrecho de Malaca y en Malasia.

El Ministerio de Defensa sigue sin informar sobre los planes de este buque militar con pabellón que ha tenido que reformular su misión inicial con sus 215 marinos a bordo. ¿Participará, tal vez, en alguna maniobra aunque sea con la Marina «amiga» de Australia?.

Posición del puerto malasio de Klang

La F-104 en el puerto tailandés / EMBAJADA ESPAÑOLA

La fragata Méndez Núñez atraca en un puerto de Tailandia

Permanecerá hasta el miércoles en Laem Chabang

18 ago, 2019

La fragata española Méndez Núñez (F-104) atracó este domingo en Tailandia durante su nueva misión de volver a España tras la vuelta al mundo, después de retirarse del grupo de combate del portaaviones estadounidense Abraham Lincoln el 14 de mayo, en medio de la tensión con Irán en el golfo Pérsico.

Fuentes de la Embajada de España en Bangkok indicaron a Efe que la fragata arribó al puerto de Laem Chabang, en la provincia de Chonburi al sureste del país, donde permanecerá hasta el próximo miércoles. Su última parada fue el puerto malasio de Klang, con anterioridad fue Mormugao (India).
Es decir, todos los puertos son muy secundarios como para que esa vuelta al mundo sea realmente una acción de diplomacia de defensa. Tampoco se le conocen maniobras con otras marinas de la zona.

Las autoridades españolas permitirán este domingo y el martes visitas guiadas al Méndez Núñez, un buque de la Armada Española de la clase Álvaro de Bazán, de 145 metros de eslora y 5.800 toneladas de peso.
  
Recibimiento al comandante de la F-104, el capitán de fragata Antonio González del Tánago

 La F-104 amarrada a los norays de uno de los muelles del puerto de Laem Chabang / EMBAJADA ESPAÑOLA

Oficiales de la fragata, posando / EMBAJADA DE ESPAÑA


Defensa reprograma la vuelta al mundo de la Méndez Núñez

Tras ser retirada del portaaviones Lincoln ya no parará en San Diego (California)

24 ago, 2019

La fragata Méndez Núñez ya tiene rumbo. Después de ser «desconectada» del grupo de ataque del portaaviones estadounidense Abraham Lincoln el 14 de mayo, tras la decisión del Gobierno por la crisis entre EE.UU. e Irán, este buque de la Armada Española se dispone ahora a concluir una vuelta al mundo como misión principal.

Una vez visitados los puertos de Mascate (Omán), Mormugao (India), Klang (Malasia) y Laem Chabang (Tailandia), este buque español se dirige ahora al puerto de Yakarta (Indonesia).

Manila (Filipinas), la isla de Guam (territorio no incorporado de EE.UU.), Callao (Perú) y Valparaíso (Chile) son otros de los destinos antes de encarar el regreso a España previsiblemente a través del Canal de Panamá, según han informado a ABC fuentes militares. Se encuentra ahora en el ecuador de su periplo después de que zarpase el 11 de abril de su base en Ferrol.

Lo que sí obviará la Méndez Núñez es la visita a la base de la US Navy en San Diego (California) donde tenía pensado recalar el 31 de octubre en el plan inicial, antes de ser retirada del grupo de ataque del portaaviones Abraham Lincoln, que aún se encuentra en la zona del Estrecho de Ormuz.

El nuevo itinerario de la Méndez Núñez también impedirá la participación de la fragata española junto a los buques de EE.UU. en maniobras militares en el mar del Sur de China. Se trata de otra zona «caliente» donde la fragata española podría verse expuesta a nuevas tensiones diplomáticas.

El pasado 18 de julio una de las portavoces del Pentágono confirmó la «decepción» que supuso la retirada de la fragata española de la flotilla estadounidense que acompaña al portaaviones Lincoln. «Hemos disfrutado de una relación productiva y profesional con la Méndez Núñez, pero estamos decepcionados con la decisión de España de retirar permanentemente la fragata del grupo de combate del portaaviones Abraham Lincoln», dijo la teniente coronel Carla Gleason.

En una videoconferencia con la ministra de Defensa, Margarita Robles, el comandante de la Méndez Núñez el capitán de fragata Antonio González del Tánago, explicó que trabajan ahora en apoyo a la industria española y diplomacia de defensa. Robles justificó la retirada de la fragata española del grupo de ataque del portaaviones.

En un mensaje en Twitter, la Armada Española informó el viernes que la F-104 realizó unas maniobras con la Real Armada de Tailandia y continúa con su circunnavegación conmemorativa del 500 aniversario de la primera vuelta al mundo realizada por el marino guipuzcoano Juan Sebastián de Elcano.


La fragata Méndez Núñez llega a Manila (Filipinas)

El embajador español Jorge Moragas es recibido a bordo

05 sep, 2019

  La F-104 a su llegada a Manila / EMBAJADA DE ESPAÑA EN FILIPINAS

La fragata Méndez Núñez (F-104) prosigue con su vuelta al mundo después de que el pasado 14 de mayo el Gobierno ordenase su retirada «temporal» (se dijo… siendo luego definitiva) del grupo de ataque del portaaviones Abraham Lincoln debido a la tensión entre EE.UU. e Irán (finalmente no ha ido más allá).

Este miércoles la Embajada de España en Filipinas informó de su llegada al país, más concretamente a Manila, siguiendo así los pasos de la expedición Magallanes-Elcano hace cinco siglos. En la capital filipina recala hasta el 9 de septiembre.

Desde que se ordenase su retirada este buque ha estado en los puertos de Bombay (para votar en las elecciones municipales del 26 de mayo), diversos puertos de Omán (Mascate y Salalah), Yibuti, Mormugao (India), Klang (Malasia), Laem Chabang (Tailandia) y Yakarta (Indonesia).

Collage fotográfico de la cuenta de Twitter de la Embajada de España en Filipinas, con el embajador Jorge Moragas, y autoridades filipinas así como de la F-104

Tras su estancia en Manila, la F-104 enfilará la proa hacia la isla de Guam (territorio no incorporado de EE.UU.), Callao (Perú) y Valparaíso (Chile).

Si sigue este rumbo norte-sur parece claro que la Méndez Núñez puede regresar a España cruzando el Estrecho de Magallanes, aunque todavía no hay informaciones oficiales al respecto (ni de Defensa ni de la Armada ni del EMAD).

Esta opción, más romántica y fidedigna con la circunnavegación de Magallanes-Elcano, aumentaría considerablemente el coste de su regreso a Ferrol ya que la opción del Canal de Panamá es más barata (obvio).


Homenaje de la fragata Méndez Núñez a «los Últimos de Filipinas»

La F-104 rinde tributo en el mar y en la iglesia de Baler a los 54 españoles que defendieron la posición en 1898


10 sep, 2019


La dotación de la fragata Méndez Núñez (F-104) ha realizado un homenaje a los «Héroes del Baler», más conocidos como «los Últimos de Filipinas», en su tránsito a la isla de Guam desde Filipinas, donde recaló la semana pasada.


Según informa la Armada Española, ha sido «un sencillo pero solemne acto, en el cual se ha invitado a bordo a autoridades regionales del distrito de Aurora y locales del municipio de Baler, así como autoridades de la Embajada de España en Filipinas».

 Visita de un destacamento de la fragata Méndez Núñez a la iglesia de Baler, donde tuvo lugar el asedio en 1898 / ARMADA ESPAÑOLA

Veintiún miembros de la dotación de 215 marinos de la F-104 se desplazaron al lugar exacto de la gesta en la que 54 españoles defendieron con uñas y dientes la posición española en la guerra que se libró en 1898. Se trata de una iglesia en la cual los españoles se atrincheraron  contra fuerzas filipinas muy superiores (aproximadamente 60 contra 800). «Frente a la misma se ha realizado un breve homenaje “a los soldados, españoles y filipinos, que lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor”».


La fragata Méndez Núñez se encuentra realizando una travesía conmemorativa del comienzo de la expedición Magallanes-Elcano. «Esta navegación tiene como objetivo no solo honrar la gesta, sino también mostrar el compromiso de España con la seguridad, promover la diplomacia de defensa, apoyar a la industria de defensa nacional y estrechar lazos con los países de los puertos que visita», informan desde la Armada.

 Homenaje a bordo de la F-104 / ARMADA ESPAÑOLA

Hay que recordar que la Méndez Núñez fue retirada del Grupo de Ataque del portaaviones Abraham Lincoln el pasado 14 de mayo, tras un mes de despliegue. Desde entonces se planificó una vuelta al mundo conmemorativa de la hazaña de Magallanes-Elcano. Han visitado los puertos de Bombay (para votar en las elecciones municipales del 26 de mayo), diversos puertos de Omán (Mascate y Salalah), Yibuti, Mormugao(India), Klang (Malasia), Laem Chabang (Tailandia), Yakarta(Indonesia) y Manila (Filipinas). La isla de Guam (territorio no incorporado de EE.UU.) es su próximo destino.

Acto frente a la iglesia de Baler / ARMADA ESPAÑOLA

Miembros de la dotación de la fragata en Baler / ARMADA ESPAÑOLA


La fragata Méndez Núñez prosigue su vuelta al mundo y llega a la isla de Guam

Aún no han trascendido imágenes de la estancia de la fragata española en este territorio

16 sep, 2019

La Fragata "Méndez Núñez" fondeada frente a Baler.

En su vuelta al mundo tras abandonar el Grupo de Ataque del portaaviones Abraham Lincoln, la fragata Méndez Núñez recaló ayer en la isla de Guam (territorio no incorporado de EE.UU.), donde permanecerá unos días antes de poner rumbo al puerto peruano de Callao, cerca de Lima.

Esta isla estratégica del Pacífico fue descubierta por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián de Elcano durante su vuelta al mundo de cuya salida se cumplen este año cinco siglos. Fue cedida a EE.UU. tras la guerra de 1898 y escenario de disputa entre Japón y EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial.

Aún no han trascendido imágenes algunas de la estancia de la fragata española en este territorio. Finalmente el buque español no visitará la base californiana de San Diego como tenía previsto arribar antes de ser desconectada del grupo de ataque del «Lincoln» el 14 de mayo, tras la decisión del Gobierno por la crisis entre EE.UU. e Irán.

Desde entonces, la fragata Méndez Núñez y su dotación han visitado los puertos de Bombay (para votar en las elecciones municipales del 26 de mayo), diversos puertos de Omán (Mascate y Salalah), Yibuti, Mormugao (India), Klang (Malasia), Laem Chabang (Tailandia), Yakarta (Indonesia) y Manila (Filipinas).

El último acto conocido de la fragata fue hace una semana con el homenaje a los “Últimos de Filipinas” en Baler.



Fuente, ABC, Blog Por Tierra Mar y Aire.
Esteban Villarejo.

ESTA ENTRADA SE IRÁ ACTUALIZANDO CONFORME HAYA NUEVAS NOTICIAS.


viernes, 14 de junio de 2019

LOS 11 PUEBLOS MEDIEVALES MÁS BONITOS DE ESPAÑA.

Su historia, arquitectura y entorno se les suma una vibrante vida cultural y una oferta gastronómica más que seductora.

El paseo por sus calles descubre fragmentos de historia de la época medieval que se conjugan con la visión más contemporánea de la vida. Los anchos muros de piedra de casas palaciegas, hogares modestos y vetustos castillos albergan nuevos talleres de artesanos, tiendas a la última, salas de exposiciones, restaurantes… y todo ello bien hilvanado con el día a día de estas poblaciones. Todas estas localidades nacieron hace más de mil años, en lugares encrucijada de caminos que los hicieron prósperos e importantes. Todos estos pueblos han conseguido guardar hasta hoy un patrimonio excepcional que merece una detenida visita.


BESALÚ (GIRONA)

Es uno de los núcleos medievales mejor preservados y en realidad no le falta de nada. Situado en la comarca de la Garrotxa, Girona, se entra al pueblo a través de un majestuoso puente románico que conduce al interior del recinto amurallado. Una vez allí, callejuelas empedradas se entretejen para llevarnos hasta visitas tan recomendables como la iglesia de Sant Vicenç del siglo XII y la Sala Gótica de la Curia Real. No perderse el recorrido por el barrio Judío, el Call jueu.


ALBARRACÍN

Desde lejos se observa la silueta fortificada de este pueblo turolense que se baña en las aguas del río Guadalaviar. Aupado en la cresta de un peñasco a más de 1.100 metros del nivel del mar, sus calles costean la difícil orografía, entre casas de entramados de madera y barro. Con vestigios celtas y romanos, Albarracín debe su nombre a la presencia musulmana que se dilató durante casi un siglo, hasta el siglo XII. Conviene no perderse el paseo por las murallas y detenerse en la Plaza Mayor y la calle de la Catedral, el centro histórico de la ciudad. 


SANTILLANA DE MAR

Los orígenes de esta población cántabra se remontan al siglo VIII, cuando unos monjes construyeron una pequeña iglesia para albergar la reliquias de santa Juliana que un siglo más tarde dio lugar a la colegiata (en la imagen) alrededor de la cual se articula Santillana. La calle del Rey y la plaza del Mercado son sus dos centros principales, flanqueados de edificios sublimes. Además de su patrimonio medieval, Santillana se destaca por su importante legado renacentista y barroco. 


LA ALBERCA

En el corazón de la Sierra de Francia, a unos 70 kilómetros de Salamanca, se halla este pueblo, parada de la Ruta del Camino de Santiago y de la Ruta de la Plata. Fusión de tres culturas, la cristiana, la musulmana y la judía, sus calles laberínticas y estrechas llevan hasta el corazón de la población, la plaza Mayor con espléndidos balcones y soportales. 


PEÑAFIEL

Vino e historia son una combinación perfecta y más si se trata de una comarca como la de Ribera del Duero. El castillo de Peñafiel atisba sobre los viñedos y protege a la población que nació en el siglo X y que se desarrolló en paralelo a la bondad de sus vinos. Para comprobarlo, nada mejor que una visita al Museo del Vino, que se halla en el castillo de Peñafiel. 


PEDRAZA

Esta población segoviana se erige como una de las mejor conservadas y rehabilitadas con varios premios que lo acreditan. Desde mediados del siglo XIV hasta bien entrado el siglo XVII, Pedraza fue un importante centro de elaboración de paños de lana de oveja merina, con talleres que abastecían a ciudades como Florencia y Brujas. Pero, además, Pedraza bulle de animación y vida cultural, con buenos restaurantes y grandes acontecimientos anuales como los Conciertos de la Velas que se celebran en julio. 


AÍNSA (HUESCA)

Sus viejas calles, su castillo del siglo XI, la muralla, la plaza Mayor, la iglesia de Santa María (siglo XII) y las fachadas de casa Arnal (siglo XVI) son algunas de las muestras de la dilatada historia de esta población que también conserva vestigios celtas y romanos. Aínsa es una de las puertas de entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido. 


PERATALLADA


Como un museo al aire libre, pero vivo y trepidante, así es la visita a este pequeño pueblo ampurdanés, envuelto en sólidas murallas y con calles estrechas y tortuosas en la que se alinean bares y restaurantes con encanto. Conserva su carácter rural y su distribución medieval original en un alarde de preservación admirable. Rocomendación: sentarse a tomar algo en la Plaça de les Voltes, rodeados de siglos de historia.


MONTEFRÍO

Bastión del Reino de Granada, fortaleza inexpugnable, Montefrío creció alrededor de un gran castillo que sucumbió ante los Reyes Católicos en 1486. El paseo por las calles descubre retazos de esta historia a través de sus monumentos y plazas, como el mismo castillo que preside la población. 


OLITE

Un pueblo de leyenda, con torreones, almenas y fosos, así es Olite, enclavado en el corazón de Navarra. La entrada por la Torre del Chapitel al recinto amurallado medieval que esconde vestigios romanos es un buen anticipo de lo que depara el recorrido. El casco antiguo de Olite conserva el mismo trazado de calles e incluso los mismos nombres medievales que hace siete siglos.


ZAFRA (BADAJOZ)

Fundada hace casi un milenio como fortaleza fronteriza entre los reinos de taifas de Sevilla y Badajoz, esta localidad fue creciendo poco a poco hasta convertirse en una de las localidades más monumentales de España. Sus dos plazas principales y siamesas y el Palacio del Duque de Feria (actual Parador Nacional) son los grandes referentes de una urbe que, por lo demás, se esparce formando callejuelas retorcidas y encaladas. Una mezcla de pasado defensivo y andalusí que la convierte en un lugar lleno de encanto.

viernes, 4 de enero de 2019

LA MENTIRA DE LA CATALUÑA "HISTÓRICA"


En el año 777, España o Al-Andalus está ocupada prácticamente toda por los árabes. El Califa de Zaragoza, Solimán el Arabí, se ve amenazado por el Emir Abderramán I que pretende apoderarse de Zaragoza, motivo por el que solicita el apoyo del rey franco, Carlomagno, a cambio de firmar un pacto de “marcar” los territorios Carolingios (la Francia actual) y los del Imperio de Al-Andalus de Hispania. Con este pacto, Carlomagno cruza los pirineos hacia el sur y amplía sus dominios en Hispania (por ello la “Marca Hispánica”), en este lado de la cordillera Pirenaica, y además crear una serie de fortalezas militares con el fin de frenar el avance Musulmán hacia lo que es la Francia actual. 

Aprovechando Carlomagno el pacto con el Califa Solimán el Arabí, conquista a los musulmanes las plazas de Gerona, Barcelona, Urgell, Besalú, Conflent, los Valles y así hasta nueve condados. Estos condados formaron la conocida como “Marca Hispánica” franco-carolingia y fue gobernada por Carlomagno y sus descendiente en la corona francesa desde el año 801 hasta que el rey de Francia, Luis IX, firmara el Tratado de Corbeil con el Rey de Aragón, Jaime I, en el año 1258, momento en que estos condados franceses (hoy Cataluña) que formaban la Marca Hispánica pasan a ser feudatarios del Rey de Aragón. 


Así las cosas, en el siglo VIII los condados (hoy catalanes) de la “Marca Hispánica” pasan de ser territorios musulmanes a soberanía francesa (franco-carolingia). Desde el 801 al 1258 los condados catalanes de la Marca Hispánica son feudatarios y vasallos del rey de Francia.

En la nueva Marca Hispánica carolingia (801), generalmente la población conquistada aceptó a los nuevos dominadores con escasa resistencia y en algunos casos mejorando su situación en comparación con la que tenían bajo el mandato de los gobernantes hispano-visigodos y la de los musulmanes. Sus habitantes aceptaron sin reparo las nuevas leyes Carolingias al igual que los matrimonios de los nativos de la Marca Hispánica con los francos. Esto marcaria una fuerte influencia Carolingia por la dependencia cultural y religiosa de los centros ubicados en tierras francesas.

Para gobernar estos territorios, los reyes francos designaron condes, unos de origen francés y otros autóctonos, según criterios de eficacia militar en la defensa de las fronteras y de lealtad y fidelidad a la corona. Inicialmente la autoridad condal recayó en los señores locales de la Marca, pero los intentos de convertir sus demarcaciones en señoríos hereditarios obligó a los carolingios a sustituirlos por condes de origen francés. 


Los profesores R. D’Abadal y F. Codera afirman que tras esta combinación étnica creada en los Condados de la Marca Hispánica del 801 entre los francos (franceses) y los autóctonos, surgiría una combinación de cultura hispano-francesa y desarrollarían un mosaico de dialectos del Provenzal. El latín vulgarizado con alguna aportación árabe, mallorquina y valenciana, iba a recibir una aportación del provenzal que sería determinante en la configuración final de la lengua lemosina que se consolidaría como catalana con la “Renaixença” del siglo XIX, cuatro siglos después del siglo de Oro de la Lengua Valenciana (siglo XV).

La inexistencia política de Cataluña durante la conquista de Valencia en 1238, ya que eran territorios de la corona francesa de escasa relevancia poblacional, sin instituciones ni estructura política ni idiomática, hace del todo punto imposible que tuviera papel alguno en la construcción del nuevo Reino cristiano de Valencia.

Es precisamente con Jaime I, en 1258, veinte años después de la conquista de Valencia (1238) cuando Aragón incorpora a su reino los condados franceses que hoy conocemos como Cataluña con la firma del referido Tratado de Corbeil con el Rey San Luis IX de Francia. No existe documento alguno de los años 1200, 1210, 1235, 1258, 1300 etc, que aparezca documentada Cataluña como tal, ni como reino, nación o estado. En el propio tratado de Corbeil, los condados catalanes franceses se describen individualmente cada uno de ellos sin que exista agrupación o estructura superior que pueda fundamentar otra realidad política. 


El Tratado de Corbeil (1258), escrito en latín y comienza con las palabras: “Es universalmente conocido que existen desavenencias entre el señor rey de Francia y el señor de Aragón, de las Mallorcas y de Valencia, Conde de Barcelona y Urgel, señor de Montpellier; por lo que el señor rey de Francia dice que los condados de Barcelona, Besalú, Urgel, etc... son feudos suyos; y el señor rey de Aragón dice que tiene derechos en Carcasona, Tolosa, Narbona, etc....”.

La “corona” o “Confederación catalano-aragonesa” son, pues, una mentira más del nacionalismo romántico y fantástico del siglo XIX que intenta sustentar sus sueños neocoloniales en figuras jurídicas y políticas que nunca existieron.

Por ello la historia nos da documentos incontestables, todos, en los que cuando hace referencia a los reyes hispanos, habla de “Rey de Aragón, Rey de Valencia, Rey de Mallorca y Conde de Barcelona …”. Lo demás, como digo, ciencia-ficción o sea, mentira. 


RESUMIENDO:

1.- Los romanos ocupan Hispania en el siglo II antes de Cristo y la actual Cataluña –que entonces no existía- pertenecía, junto con media Hispania, a la Provincia “Tarraconensis” o “Citerior”.

2.- Los árabes ocupan Hispania y en el año 709 conquistan Valencia y en el 717 Barcelona. En el año 1010 se constituye el reino Independiente de Valencia o Balansiya separándose del Califato de Córdoba. Los árabes dominaron Valencia hasta 1238 en que Jaime I instaura el Reino cristiano de Valencia.

3.-Los árabes están en Barcelona y en el resto de condados hasta el 801 en que los francos (actuales franceses) la unen como “Marca Hispánica” al Imperio carolingio y hacen de ellos unos condados fronterizos (por ello son “marca” fronteriza). La dominación francesa dura 450 hasta el tratado de Corbeil 1250 en que el Rey francés, San Luis IX, cede a Jaime I de Aragón los condados franceses de la parte española y Jaime I le cede a Luis IX los condados aragoneses de la parte francesa. Esa es la síntesis de lo firmado en el documento cuya importancia radica en que se firmó 29 años después de la reconquista de Mallorca y 20 años después de la del Reino de Valencia. 


4.- Cataluña NUNCA ha sido un estado ni nación, ni reino. Ni siquiera un Principado. Tampoco un condado. Los condados catalanes fueron nueve y el título de Conde que ostentan los Reyes aragoneses es el de Barcelona.

5.- Cataluña, antes y después de los episodios que relata el nacionalismo catalanista como origen de la falsa “corona catalana” o “catalano-aragonesa”, NUNCA ha tenido estructura ni física ni política ni si quiera para ser tenida como una simple región hasta que en 1521 Carlos I los declarara como provincia.

6.- La actual Cataluña NUNCA ha gozado de soberanía propia porque sus soberanos no han sido otros que los Reyes de Francia, de Aragón y de España en los últimos 1.200 años. Y antes, visigoda y romana. La supuesta “nación catalana” surgida –según los nacionalistas- a principios del siglo XII no es más que fruto de la invención. En el último milenio, pues, los catalanes han sido franceses y españoles. Y antes de ser franceses pertenecían a la España romana y visigoda. 


8.- El Reino de Valencia es 900 años LATINO y 530 años MUSULMAN. De ahí que la Lengua Valenciana tenga la mayor parte de su base idiomática en el latín de los conquistadores romanos (900 años) y una gran y rica aportación árabe (530 años).

9.- Los condados “catalanes” fueron 900 años LATINOS; 84 años MUSULMÁNES y 450 FRANCESES. Lo que nos lleva indefectiblemente a concluir que sobre la misma base latina que el resto de lenguas romances europeas, el catalán carecía de la aportación árabe de la que goza el valenciano y, por el contrario, tiene durante casi 5 siglos (450 años) la aportación occitano-provenzal francesa. Esta es la razón de que en Cataluña utilicen tantos términos franceses como el “gairebé”, “mercí” o “merces”, “donç”, “si us plau”, o “petit” todos importados del provenzal fruto de su dependencia y vasallaje a la corona francesa durante casi cinco siglos.

10.- Mientras Valencia ha sido una provincia hispanorromana y un Reino hispano-árabe, y posteriormente un Reino perteneciente a la Corona de Aragón y a la Corona Española, las tierras catalanas fueron parte de una provincia hispanorromana (hasta el 801), francesa (hasta el 1258) y aragonesa y española desde 1258 hasta hoy. NUNCA HAN SIDO UNA NACIÓN NI HAN GOZADO DE SOBERANÍA PORQUE NO HAN SIDO UN REINO.

Juan García Sentandreu, escritor y jurista

domingo, 24 de junio de 2018

LA CARGA DE LOS TRES REYES.


Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello, mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle. Ocurrió hace casi ocho siglos justos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. El próximo 16 de julio se cumple el 798 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultrarradical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros. Tras proclamar la yihad -seguro que el término les suena- contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa -también esto les suena, imagino- debilitada e indecisa.


Los paró un rey castellano, Alfonso VIII. Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el papa de Roma proclamase aquello cruzada contra los sarracenos, para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda. Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas -tropas populares, para entendernos- y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes -Alfonso IX de León se quedó en casa-. Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comiera el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza. 


La escabechina, muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época. En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades, intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo -imagino que tendría otras cosas en la cabeza-, había plantado su famosa tienda roja. La vanguardia cristiana, mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda. Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. La situación empezaba a ser crítica para los nuestros -porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros-; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida. Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. Fue entonces cuando Alfonso VII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano. El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria. 



¿Imaginan la película? ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos? Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura.

Arturo Perez Reverte
El Confidencial, 11.07.2010