Páginas vistas en total

sábado, 2 de septiembre de 2017

EL ORIGEN DEL BUNGA BUNGA

Retrato de los protagonistas de la farsa/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

El Engaño del Dreadnought, cuando un grupo de famosos artistas puso en ridículo a la Royal Navy

Bunga bunga es una expresión que a todos nos resulta ya familiar después de que el inefable Berlusconi la popularizara como eufemismo de sus correrías sexuales.

Sin embargo, no fue un invento suyo ni es de esta época ni tiene origen italiano. De hecho, ni siquiera nació con ese sentido sino que se extendió, en un tono sarcástico, eso sí, en relación a un esperpéntico episodio vivido por la Armada Británica a principios del siglo XX: el llamado Engaño del Dreadnought.

El HMS Dreadnought fue designado buque insignia de la Royal Navy cuando se botó en 1906. Era un acorazado tecnológicamente revolucionario, el que abrió un nuevo concepto de buque de guerra para el nuevo siglo, dejando atrás los modelos decimonónicos: el primero en desplazarse exclusivamente a motor y en tener una artillería uniforme, además de conseguir el récord mundial de velocidad (21 nudos). Medía 160,6 metros de eslora por 25 de manga y 9 de calado, desplazaba 18.410 toneladas y estaba armado con un total de 37 cañones de dos calibres más 5 tubos lanzatorpedos. Paradójicamente apenas podría intervenir en la Primera Guerra Mundial en una acción aislada que enseguida veremos, pero por entonces era una joya, el orgullo de la ingeniería naval británica.

Este navío se convirtió en escenario de una monumental broma que dejó en ridículo a la Armada y provocó una profunda irritación en el estamento militar. La protagonizó un grupo de amigos agrupados bajo el nombre de Círculo de Bloomsbury, un conjunto de intelectuales y artistas que solían reunirse en casa de la escritora Virginia Woolf y muchos de los cuales formaban parte de una sociedad secreta de carácter cultural denominada los Apóstoles de Cambridge, en alusión a la universidad donde se fundó; entre sus integrantes figuraron el poeta Alfred Tennyson, el filósofo Bertrand Russell, el literato E.M. Forster, el editor Leonard Woolf (el marido de Virginia) y otros.

Pero lo que importa aquí es el Círculo de Bloomsbury, que tampoco era parco en miembros de prestigio: aparte del matrimonio Woolf, estaban los citados Russell y Forster, el filósofo Ludwig Wittgenstein, el hispanista Gerald Brenan, el economista John Maynard Keynes, el sinólogo Arthur Waley, los críticos de arte Roger Fry y Clive Bell, el biógrafo Lytton Strachey, el crítico literario Desmond MacCarthy, la escritora Katherine Mansfield, los pintores Duncan Grant, Vanessa Bell y Dora Carrington…

El HMS Dreadnought/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

Esa extraordinaria congregación de genio y talento tenía como denominador común su juventud, desenfadada, desafiante y provocadora, dispuesta a infringir los dictados de la moral victoriana y la religión imperantes. Y seis de ellos decidieron ir un paso más allá y pasar a la práctica. Fueron el jurista Guy Ridley, el naturalista Anthoy Baxton y el pintor Duncan Grant; en el último momento se les unieron Virginia Woolf (por entonces apellidada Stephen) y su hermano Adrian, prestigioso psicoanalista. Todos ellos liderados por el poeta irlandés Horace de Vere Cole, un bromista contumaz e incorregible que fue quien propuso la idea recuperando una farsa que había montado en la Universidad de Cambridge cuando era estudiante.

Una de sus chanzas más atrevidas tuvo lugar cuando, provechando su parecido físico con el primer ministro británico Ramsay MacDonald, se hizo pasar por él suplantándole en una conferencia donde ponía a caldo a su propio partido para pasmo de la concurrencia (curiosamente, luego sería cuñado de Neville Chamberlain); asimismo, eran frecuentes otras como llenar de estiércol la Plaza de San Marcos durante su luna de miel o, se sospecha, el famoso fraude del Hombre de Piltdown.

Pero la broma universitaria fue aún más refinada: también se trató de una impostura pero en este caso haciéndose pasar por el sultán de Zanzíbar (que en aquel momento estaba de visita en Londres), para lo cual él, Adrian Stephen, Leland Buxton, Robert Bowen y Drummer Howard se disfrazaron tan convincentemente que consiguieron que les hicieran un recorrido guiado por el campus y que el alcalde les agasajara con todo tipo de atenciones. Menos mal que no se impuso la idea inicial de Stephen: ponerse uniformes alemanes y atravesar la frontera francesa como si fuera el inicio de una invasión.

Imagen recuerdo de la broma de Cambridge/Foto: W. Wright en Wikimedia Commons

El 7 de febrero de 1910 los ínclitos decidieron repetir y, junto con los compañeros del Círculo de Bloomsbury mencionados antes, se oscurecieron la piel con maquillaje y se envolvieron en ropajes árabes (Virginia Woolf incluso se cortó el pelo) para presentarse públicamente como el príncipe abisinio Mussaka Alí con su corte, recién llegado al país en visita de Estado.

De esa guisa, con De Vere interpretando a un funcionario del Foreign Office y Stephen asumiendo el rol de Herr Kauffmann, un intérprete alemán, fueron hasta la estación ferroviaria de Paddington, donde el jefe puso a su disposición un tren especial que les llevó a Weymouth, desde donde enviaron un telegrama “firmado” por el mismísimo Charles Hardinge (subsecretario del ministerio de Exteriores) a la isla de Portland (que se encuentra a 8 kilómetros de la costa). Allí se ubicaba una base naval en la que estaba anclado el HMS Dreadnought y en el texto anunciaban su intención de visitar el barco.

La comitiva fue recibida con pompa militar: alfombra roja, banda de música, guardia de honor… Se interpretó el himno de Abisinia y, como no hubo forma de encontrar una bandera de ese país, se izó una de Zanzíbar. A continuación, sir William May, almirante de la flota, les guió a bordo del acorazado. A los impostores les debió resultar difícil contener la risa porque hablaban entre ellos en un idioma fingido que, entre frase y frase inventada, incluía citas clásicas en griego y latín.

La expresión recurrente para mostrar asombro era ¡Bunga bunga! Dado que nadie se daba cuenta de la tomadura de pelo, a pesar de que la lluvia les corrió en parte el maquillaje, de que a Buxton se le desprendió el bigote falso por un estornudo y que incluso no fueron reconocidos por el comandante Willie Fisher (que era primo de Stephen y conocía a los demás), improvisaron llevar la cosa hasta el extremo de pedir unas alfombras para poder rezar en dirección a La Meca. Finalmente tras cuarenta minutos de cachondeo, entregaron unas medallas de pega y desembarcaron.

Viñetas del Daily Mail/Imagen: William Haselden en Wikipedia

Poco después De Vere envió a la prensa un relato de lo que habían hecho, incluyendo las fotografías de grupo que se habían tomado antes. Como cabía esperar, la Royal Navy quedó en ridículo y el gobierno fue fustigado sin contemplaciones por la oposición en el Parlamento. Jurídicamente, el engaño no tuvo consecuencias ni para los marinos -se dijo que algunos se habían percatado de la burla pero no se atrevieron a decir nada por si acaso- ni para los bromistas, ya que la única ley infringida fue la falsificiación de la firma del subsecretario y eso lo hizo un sexto miembro cuya identidad nunca se facilitó para evitarle problemas.

Parte de los mandos asumieron el asunto con buen humor (es más, parece ser que algunos oficiales del crucero HMS Hawke habrían sido los instigadores, por rivalidad con los del Dreadnought) pero otros se presentaron en el domicilio del poeta con intención de agredirle. Para relajar un poco el ambiente, se sugirió a los culpables que acudieran al Almirantazgo a disculparse, aunque sólo lo hizo uno y además no quisieron recibirle.

El caso es que, a partir de ahí, la expresión ¡Bunga bunga! se popularizó extraordinariamente: se compusieron canciones satíricas con esa letra y la gente se lo gritaba sardónicamente a los marinos cuando paseaban por la calle, con el almirante May como víctima propiciatoria especial. Cuando, como comentaba al principio, el HMS Dreadnought protagonizó la única acción en la que intervino en la Primera Guerra Mundial, el hundimiento de un submarino alemán por el expeditivo método de embestirlo, uno de los telegramas de felicitación recibidos decía simplemente BUNGA BUNGA (por cierto, al parecer es el único acorazado que ha hundido un submarino).

Toda esta esperpéntica historia, que narró el propio Adrian Stephen en su libro The Dreadnought hoax, tuvo un epílogo no menos cómico cuando el Ras de Etiopía -el de verdad, Haile Selassie I- visitó Inglaterra en 1924. Aún se recordaba el incidente o bien la prensa se encargó de ponerlo otra vez en el candelero porque grupos de niños se arremolinaban a su paso exclamando ¡Bunga bunga! y su solicitud oficial de visitar las instalaciones de la Royal Navy fueron diplomática pero contundentemente rechazadas.

viernes, 25 de agosto de 2017

LOS ESTADOS UNIDOS DE MURCIA

Un hombre se lanza al mar en el Puerto de Cartagena. ALBERTO DI LOLLI

Podría haberse llamado Frutilandia pero al final se llamó Murcia a toda Murcia, allí donde cada uno se siente de su parcela pero todos se sienten unidos por España. La región que sólo sabe lo que no es y que desconoce más nacionalismo que el hídrico.

Corría el año 1873 cuando Cartagena quisó adherirse a los Estados Unidos de América para librarse de los bombardeos en plena sublevación cantonal. «Si está en esta barbarie el derecho patrio, Cartagena maldice a la patria», decía la carta que envió un singular político llamado Roque Barcia. Antes de que EEUU contestara, el poder centralista ya había convertido en escombros la rebelión de un cantón que llegó a acuñar su moneda, sacó un periódico, aprobó el divorcio y la jornada de ocho horas y abolió la pena de muerte, por si acaso.

De aquella Cartagena indómita queda hoy la tradición de izar la bandera roja de la sublevación cada 12 de julio y un grafiti enorme camino de La Manga que ha adaptado su revolución a los nuevos tiempos: «¿Murciano yo? Un pijo». La ciudad exuda hoy españolidad así que su gente sólo reniega de murcianismo. La Región es, junto a las dos Castillas, la autonomía que menos sentimiento regional tiene. Sólo el 1,9% de los murcianos se siente más murciano que español y ese porcentaje se explica sobre todo en Cartagena. «Murciano es un señor de Murcia. Nosotros somos cartageneros», repiten cuatro hombres sentados en el Casino de la calle Mayor. «Aquí no se ha plantado un pepino en la vida». Y punto. Los cuatro pertenecen a la Plataforma por la Biprovincialidad, la asociación -presumen- con más apoyos de la Comunidad. Reclaman que Cartagena sea una provincia más y reniegan del nombre oficial de la Región. «Siempre es Murcia: Murcia qué hermosa eres, el Puerto de Murcia y el caldero de Murcia y hasta las costas de Murcia, como si Murcia tuviera costas... Todo es murciano, es de un hartazgo absoluto», se lamenta José Antonio Luque, 75 años, estomatólogo y médico de Marina retirado y presidente de un colectivo que reivindica la identidad de «una ciudad con 3.000 años de antigüedad sin cuya historia no se concibe la historia de España».

El último alcalde de Cartagena llegó a amenazar con llevarse el municipio a Alicante o a Almería si no les reconocían la condición de provincia y si Murcia no dejaba de llamarse Murcia. El debate no es nuevo. Antes de aprobarse el Estatuto, en 1982, ya se discutió cómo se podría llamar la Comunidad. Se habló entonces de Mastiena, de la Región Murciano-Carthaginense, del Sureste e incluso un empresario planteó (en serio) el nombre de Frutilandia por aquello de que Murcia era la huerta de Europa. Se deliberaba entonces si Murcia se quedaba con Albacete, se mudaba con los valencianos o si se juntaba a Almería y al final se concluyó que, aunque nadie sabía muy bien qué era ser murciano, sí se sabía al menos lo que no era: «Ni manchegos, ni valencianos, ni andaluces». Así que uno era murciano casi por descarte. Juan José García Escribano es profesor de Sociología de la Universidad de Murcia y resume así el sentimiento regional: «Nuestra identidad se ha creado por defecto. Los murcianos no tenemos nada en común salvo lo que no tenemos. A principios de los 2000 nos unía la pobreza, la sensación de ser poco desarrollados, y años más tarde fue el agua. La identidad murciana de los últimos tiempos se construye en torno a una carencia y se habla incluso de un nacionalismo hídrico». En un trabajo del propio García Escribano publicado en 2004 el profesor ya alertaba de la incapacidad de Murcia para desarrollar una verdadera identidad regional. «Sus habitantes parecen más marcados por el nacionalismo español que otras regiones de España», sostenía. En el sondeo del CIS posterior a las últimas elecciones autonómicas el 20,6% de los murcianos admitía que prefería un Gobierno central sin autonomías, una cifra que tres años antes, en plena crisis económica, había llegado a superar el 41%. A casi la mitad de los murcianos, el desarrollo de las autonomías les parecía un gasto innecesario.

Volvemos al Casino de Cartagena. En la puerta un sintecho intenta tocar Que viva España con una flauta y un perro. Dentro sigue el debate. «A nosotros nos gustaría devolver algunas competencias al Estado porque estaríamos mejor tratados con la objetividad del Gobierno central que con esta comunidad autónoma», explica Francisco Morales, técnico de Turismo.«Murcia logró el estatuto apelando a la entidad histórica de Cartagena y cuando empezó a cocerse, empezó la centralización... Ahora nos roban a diario», se lamenta el economista Santiago del Álamo agitando en su muñeca una pulsera con los colores de Cartagena por un lado y los de España por el otro. Nadie aquí abjura de España pero hasta el camarero del Casino ha tachado la palabra Murcia de su DNI con un rotulador permanente negro. «Nuestro problema no es el país, sino el filtro de la Comunidad. Si te asomas, verás un mástil que es un poquito más pequeño que el de la Plaza de Colón para no avergonzar a Madrid». Y Francisco señala una gigantesca bandera española que ondea en el Puerto, a sólo unos metros del monumento que recuerda a los muertos en las batallas navales de la guerra hispano-estadounidense. «Nosotros no tenemos región ni provincia de la que sentirnos parte, así que somos esa bandera». Y apunta otra vez al mástil. «Por esa bandera morimos. En pocas ciudades verás tantas banderas. Somos España continuamente».

Según el manual de protesta de su Plataforma por la Biprovincialidad, a Cartagena le corresponde el 18% de los presupuestos de la Región pero recibe con suerte el 3. El 70% del total lo atrapa la ciudad de Murcia y el resto se reparte entre los otros 44 municipios, así que si uno se acerca a Yecla o a Jumilla, incluso a Lorca, también se encuentra a quienes dice que no, que ellos tampoco se sienten murcianos. «Yo me siento murciana porque soy española. Es igual», dice Victoria. «Soy aguileña y si me preguntas, pues soy murciana y lo que me queda, española. Como en el DNI». «Hay tal heterogeneidad en la Región que resulta complicado que haya un sentimiento común de los murcianos. En la pedanía yeclana de Raspay, por ejemplo, se habla valenciano y no tienen nada que ver con un murciano de Murcia», explica el profesor García Escribano. «Murcia siempre ha sido esencialmente española por su situación histórica. Ha sido un reino de fronteras, repoblado por castellanos y aragoneses, con un desarrollo muy ligado a la agricultura, al caciquismo, con una mentalidad muy individual y sin grandes movimientos reivindicativos. La historia de los partidos regionalistas en Murcia es una historia de fracasos». Fran, 60 años, representa en la calle al exiguo 0,3% de murcianos que se sienten unicamente murcianos. «Yo soy independentista a tope porque España es un agravio constante mientras nosotros no reivindicamos, sólo tragamos. ¿Qué tiene un madrileño que no tenga un murciano? Si somos genuinos, cojonudos. ¡Si hasta tenemos dialecto, pijo! Nadie sabe ni dónde está Murcia y aquí se vive como en ningún sitio». Y desaparece por delante de la Catedral, donde aún hay un grabado que dice «José Antonio Primo de Rivera, ¡presente!» como si la España rancia pasará lista en la ciudad con más católicos del país.

Siguiendo las banderas españolas como quien persigue baldosas amarillas llegamos a La Algameca Chica, un poblado de asentamientos alegales en la rambla de Benipila en el que viven en verano un centenar de familias. «La pequeña Shangai» llaman a este plató de callejeros murcianos. No tienen red eléctrica y recogen el agua potable en garrafas que cargan desde un depósito a la entrada, donde hay un letrero que dice «Plaza Esperanza» y tres mástiles sin banderas porque cada uno ya cuelga la suya en la terraza. Viven en antiguas casas de pescadores parcheadas con chapa, maderos y uralita. Aquí, junto al Tercio de Levante, presumen de España porque hasta tienen a un policía nacional retirado veraneando. Y alardean de sus chozas en primera línea como si el poblado fuera El Caribe. «El murciano en general tiene una percepción errónea de la realidad», alerta García Escribano. «Dice que vive muy bien y cree que su región está más desarrollada de lo que dicen las estadísticas». Los datos dicen que la Región es una de las tres más pobres de España y que ha llegado a tener 35 de sus 45 ayuntamientos salpicados por la corrupción. El PP gobierna desde 1995 y su último presidente, Pedro Antonio Sánchez, dimitió en abril por, entre otras sospechas, las irregularidades en la adjudicación de un auditorio de 10.000 metros cuadrados abandonado hoy en Puerto Lumbreras, un pueblo de 14.000 habitantes.

A sólo unos kilómetros, antes de coger la autopista en quiebra que va (sin coches) a Vera, hay un terreno vacío con una enorme valla publicitaria en blanco como si nadie en Murcia tuviera nada que decir sobre nada. «La corrupción apenas ha tenido efecto electoral», analiza el profesor de Sociología. «Siempre ha sido una región muy pasiva, resignada. Aznar vino en 2000 y dijo en un mitin: 'Dadme votos y os traeré el agua'. Y la gente le dio los votos... Lo que nunca trajo fue el agua». De fondo queda aquella frase que escribía el antropólogo Joan Frigolé cuando retrataba la indolencia en la Murcia de la primera mitad del siglo XX: «Venimos a este mundo... con los ojicos cerraos».

viernes, 7 de julio de 2017

EL ANCIANO Y LA MUESTRA DE ESPERMA.


El doctor le pide una muestra de esperma a un hombre de 85 años como parte de su chequeo anual, le da un frasco y le dice:

- 'Lleve este frasco a casa y tráigalo mañana con la muestra de esperma'

Al día siguiente el hombre de 85 años vuelve al consultorio del doctor y le entrega el frasco que se encontraba tan vacío y limpio como el día anterior.

El doctor le pregunta que pasó y el hombre le explica:

- ' Primero intenté lograr el cometido con mi mano derecha y nada.

- Después traté con mi mano izquierda y aun nada.

- Luego le pedí ayuda a mi esposa.

- Ella trató con su mano derecha, después con su mano izquierda y aún nada.

- Ella dijo, ya sé como. Probó con su boca, primero con los dientes puestos, después trató sin los dientes y aún nada.

- Vino mi nuera y dijo, ¿a mí me van a enseñar? Probó un buen rato en posiciones distintas y cada vez más estrafalarias y no hubo caso.

- Incluso llamamos a Susi, la vecina de al lado, y ella también trató, primero con las dos manos, luego debajo del brazo y hasta apretando entre sus rodillas pero aún nada'.

El doctor estaba en estado de shock:

- 'Usted se lo pidió a su nuera y a su vecina?'.

Y el viejo paciente contestó:

- 'Sí Dr., ninguno de nosotros pudo abrir el frasco...

20 padre nuestros por pensar mal.....

martes, 4 de julio de 2017

ANIMALES CON ANILLO EN LA NARIZ ¿POR QUÉ?


La verdad es que esto es algo que llevo viendo desde pequeño en todos lados, hasta en los propios dibujos animados, donde representaban a algunos animales siempre con un anillo en la nariz… pero hasta hace no mucho tiempo no me había preguntado: ¿Por qué a algunos animales se les coloca un anillo en la nariz?.

Desde la famosa mascota de los chicago Bulls, que es un toro al cual colocan un anillo en la nariz de vez en cuando para darle un toque más agresivo (aunque el logo oficial no lo lleve) hasta el cerdito de compañía que tienen tus vecinos, este anillo es algo muy extendido y por lo tanto no es algo que se ponga por gusto estético.

Tras preguntar e indagar un poquito sobre este tema, ya que no tenía ni la más mínima idea, he encontrado dos vertientes en cuanto al uso del anillo en la nariz:

En el caso del ganado, principalmente el bovino, el anillo se coloca en la nariz para poder manejarlos con mayor facilidad ya que no son precisamente pequeños. Se le coloca en la nariz y no en otro sitio ya que en ella se tiene bastante sensibilidad y por lo tanto es más fácil “hacer daño” si se tirara de la argolla.

Por lo tanto al tener un mayor control sobre el animal, se va a ganar en cuanto a seguridad del personal encargado del mismo.

Siendo sinceros, este es un uso bastante racional y que si os preguntaran por qué a algunos animales les colocan un anillo en la nariz responderíais algo parecido a lo que llevamos escrito hasta ahora incluso sin habernos leído (cosa que por cierto deberíais hacer 😉 ), pero hay un uso bastante más curioso y que creo que no es tan común de ver.


El anillo en la nariz de los cerdos

Pues aparte de revolcarse en el fango, a los cerdos también les encanta ir royendo el suelo y hacer agujeros en él. Los afortunados que tengan un terreno con cerdos conocerán muy bien este comportamiento y los cabreos que ello conlleva, ya que imaginad la que puede liar unos cerditos sueltos royendo el suelo y haciendo agujeros a la finca, son capaces de levantar y revolver todo el suelo.

Aquí es cuando aparece la función del anillo en la nariz del cerdo, ya que al igual que con el ganado, la nariz es bastante sensible y cualquier movimiento en ella va a provocar un pequeño dolor.

De esta manera al tener el anillo entre el hocico y el suelo, cada vez que el cerdo intente roerlo o hacer un agujero en él con el hocico se va a encontrar con el incordio del anillo por lo que al dolerle, dejará de hacerlo, y vuestros jardines estarán a salvo.

Como comprenderéis este anillo debe colocarlo un veterinario, ya que lo hará en condiciones de seguridad y sabrá hacerlo de la forma menos dañina para el animal, que seguramente tengan que medio sedarlo, o sino imaginad la busca y captura de un cerdito corriendo y luego ponerle el anillo, ahí es nada.


¿Para qué sirve el anillo en la nariz de un humano?


viernes, 23 de junio de 2017

PLAYAS INSÓLITAS PARA VISITAR ESTE VERANO.


La naturaleza, a veces caprichosa, nos regala lugares insólitos de una belleza inusual. Esculturas naturales de figuras inverosímiles que se mimetizan con un entorno repleto de contrastes, colores y texturas. ¿Estás preparado para descubrir estos insólitos lugares donde bañarnos y disfrutar de algunas de las playas más bonitas y curiosas de España?


La playa de La Arnía, Cantabria

Es una auténtica maravilla situada en la costa de Santander. Esta encantadora playa de arena fina y dorada, es poseedora de un espectacular entorno repleto de pequeños islotes que representan un paisaje erosionado lleno de contrastes. Divisar su costa y contemplar sus acantilados desde las alturas, es una imagen difícil de olvidar.



Atlantis, Ibiza

El nombre de Atlantis es sinónimo de aventuras, misterios, secretos y leyendas. Se dice que la verdadera Atlantis puede estar en el Caribe, o el Polo Sur, mientras otros mantienen que nunca ha existido. Nos encantan los secretos, el misticismo y las aventuras y es la isla de Ibiza la que esconde muchos de estos secretos: uno de ellos viene vestido bajo este enigmático nombre, Atlantis, impuesto por algunos hippies que vivieron en la zona. Este lugar mítico y poco conocido por los turistas, está ubicado en la Reserva Natural de Cala d’Hort y se compone de rocas talladas, altares, pintadas en las paredes, figuras de budas y dioses. Un lugar mágico con una energía especial.


Playa del Inglés, La Gomera

Aaislada y tranquila playa, donde se suele practicar el nudismo, en la isla de La Gomera. Su arena negra se mimetiza con un impresionante paraje rústico que se extiende a lo largo de 300 metros de costa y al que acompaña unas aguas generalmente en calma, ideales para el baño. Aprovecha y relájate mientras paseas disfrutando de uno de los atardeceres más bonitos e increíbles que jamás hayas visto.


Playa de Chanteiro, A Coruña

Para qué ir al Caribe cuando puedes ir a la playa de Chanteiro y además disfrutar de grandes vinos y un mejor marisco. Esta playa situada entre las entradas de las rías de Ares y de Ferrol es un enclave único y privilegiado.



Playa de Teixidelo, Areas Negras (Galicia)

Si os cuento que la única playa de arena negra no volcánica de nuestro planeta está en Cedeira y que además es una de las playas más espectaculares de Galicia, seguro que os entran unas ganas irresistibles por descubrirla. Areas Negra es un entorno olvidado, donde el tiempo no pasa y el único sonido es la compañía de las aguas acariciando este pequeño enclave gallego.


Charco de los Clicos, Lanzarote

Si buscas playas, charcas o lagos atípicos sacados de una película de ciencia ficción, el Charco de los Clicos es tu lugar. El Charco de los Clicos se ha formado gracias al cráter de un antiguo volcán sumergido en el océano Atlántico, que junto a las verdes algas de su fondo y la arena negra de su playa, confeccionan un paisaje volcánico de gran belleza declarado Reserva Natural.


El Geoparque de la Costa Vasca

Si existe un lugar al que todo fotógrafo quiere ir es, sin duda, El Geoparque de la Costa Vasca. Este es un lugar impresionante formado por enormes acantilados que conforman el conocido Flysch y que nos regala unas vistas impresionantes de los acantilados precipitándose directamente al mar. Otra zona de especial interés es la parte interior de origen kárstico, otro paisaje cargado de historia y con multitud de interesantísimas cuevas como Ekain.


Playa de Oyambre, Cantabria

Otro entorno increíble de pequeños acantilados, dunas y frondosos bosques que delimitan La Playa de Oyambre. Ubicada dentro del Parque Natural de Oyambre entre las poblaciones de San Vicente de la Barquera y Comillas, es una de las mejores conservadas de la región.


La Cala de San Pedro, Almería

Ten fe y sigue el camino de algo más de una hora de ida y otro de vuelta para llegar a la playa de San Pedro en Almería. Una playa peculiar y de singular belleza, cuyos cálidos colores ocres y la rudeza de su territorio, contrastan con el agua cristalina que esconde un rico fondo marino de gran interés para los submarinistas. Se practica el naturismo y suele estar bastante llena en verano, disminuyendo significativamente el resto del año. Posee una fuente natural de agua potable y las ruinas del Castillo de San Pedro, cuya torre data del siglo XVI. Una playa repleta de sorpresas.


Playa de Berellín, Cantabria

También conocida como la Playa de Barnejo, te dejará sin palabras. Esta playa de fina y suave arena blanca se complementa a la perfección con un verde y frondoso entorno de origen kárstico, que se esconde confeccionando un conjunto de auténtica belleza en Prellezo, Val de San Vicente.


Playa de los Muertos, Carboneras (Almería)

Sabías que ... la extensa playa de los Muertos debe su nombre a esos cadáveres que llegaban a la Punta de los Muertos procedentes de naufragios en alta mar. Esta playa está ubicada en en el Parque Natural del Cabo de Gata, en Almería, una zona mediterránea preciosa y más descongestionada de la masificación turística de otras zonas turísticas. Abrigada por este parque natural, la playa de los Muertos esconde celosamente sus aguas cristalinas rebosantes de vida y las esculpidas rocas erosionadas por el vaivén de estas paradisíacas aguas.


Playa Area Maior en Louro, A Coruña

Cuando llegues a esta playa... detente, respira y disfruta de un entorno único, formado por el Monte Louro, la laguna de Xalfas, el cordón dunar y la desembocadura del río Negro. La playa de Area Maior es una maravilla de arena blanca, considerada por la comunidad naturista como una de las mejores playas nudistas de España y muy frecuentada por windsurfistas y surfistas. Es una playa concurrida y bulliciosa en verano, así que lo mejor será llegar temprano para disfrutar de un momento de tranquilidad y asegurarnos el mejor sitio.


Playa de Langre, Cantabria

Cantabria posee una playa de gran belleza que se deja mimar y proteger por su vertiginoso acantilado de 30 metros de altura. Muchos dicen que es la playa más bonita de Cantabria y la puedes encontrar en la localidad de Langre.


Playa de Cofete, Fuerteventura

Fuerteventura es una de esas islas para relajarte y que sentir que tiempo pasa lo más lento posible, sin prisas, por eso es conocida como la Isla tranquila. Es la segunda isla más grande del archipiélago canario, está repleta de impresionantes y cautivadores paisajes naturales, lugares atípicos que ofrecen paisajes muy pintorescos. La Playa de Cofete, es un fiel reflejo de ello, una maravillosa playa rodeada de una naturaleza salvaje y abrazada por el Macizo Montañoso de Jandía, posee más de 12 kilómetros de longitud, arena fina y aguas cristalinas, siendo ideal para esos largos paseos por su orilla al atardecer. Si queréis tener una visión general de la playa, el mejor punto para ello es el Mirador Degollada Agua Oveja, realmente impresionante.


La playa de Las Conchas, La Graciosa

Paradisiaca playa de fina arena y agua turquesa en la isla de La Graciosa. Es una de las islas con menos huellas humanas de las que tenemos en España, además de ser un territorio semidesértico. Las Conchas puede ser la mejor opción si buscas soledad y relax.


Boca do Río, Carnota

Boca do Río, es la zona de playa donde desemboca en el mar el río Valdebois, dentro de la playa de la Carnota. Es la playa más larga de Galicia y uno de los espacios naturales de mayor interés ecológico y paisajístico de la zona. Con la llegada de la bajamar se forman pequeñas piscinas naturales ideales para el disfrute de los niños.


Somocuevas, Cantabria

Si practicas el nudismo tienes que visitar la playa de Somocuevas en Liencres, sin duda, uno de los muchos lugares espectaculares que puedes visitar por estas tierras. Piensa en una pequeña y escondida playa envuelta por un paisaje misterioso de abruptas colinas e islotes de diferentes dimensiones. Su dificil acceso te llevará a sentir sus suave arena blanca y aguas cristalinas mientras disfruta de un estupendo día de sol.


Playa de Gulpiyuri, Asturias

¿Quién no has escuchado hablar de Gulpiyuri, a mitad de camino entre las localidades de Ribadesella y Llanes? Gulpiyuri es conocida como la playa más pequeña del mundo. Son tales sus características, que ha sido declarada monumento natural, además de formar parte del Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias. Esta extraña playa de interior se formó debido a un fenómeno conocido como “dolina”, el agua del mar va penetrando entre la roca caliza creando una cueva interior, el fondo con el paso del tiempo cede, hundiéndose y originando esta pequeña playa de unos 50 metros conectada con la costa.

miércoles, 14 de junio de 2017

MEMORIAL DAY


Muchas veces me pregunto que hace grande a una nación, tras duros debates conmigo mismo he llegado a una conclusión. No es su riqueza ni una numerosa población sino el respeto a su Historia, a sus antepasados y especialmente a los que dieron su vida por su país. Cada día siento más envidia a los EE.UU. y al Reino Unido que conmemoran su pasado sin prejuicios o luchas políticas como también hacen los países de Europa del Este, especialmente Rusia. Bueno, sin ser crítico, casi todos los países menos nuestra España, en la que por desgracia nuestro gran pasado militar fue relegado del sistema educativo por complejos o ideologías interesadas en olvidar la Historia común...


Cada último lunes del mes de Mayo los estadounidenses celebran el Memorial Day, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate. El origen de este homenaje se retrotrae al final de la Guerra Civil Estadounidense también conocida como de Secesión, en la que el Gobierno de la Unión recordaba a sus caídos pero con el paso de los años se comenzó a rendir homenaje a los muertos de ambos bandos en un gesto de reconciliación nacional. La fecha fue proclamada el 5 de mayo de 1868 por el General John Logan, comandante nacional del Gran Ejército del país, y se conmemoró por primera vez el 30 de mayo. Tras la Primera Guerra Mundial, se convirtió en un homenaje a todos los soldados caídos por los Estado Unidos de América.


Será en 1966 cuando el presidente Lyndon B. Johnson lo declaró oficialmente y en 1971, en plena Guerra de Vietnam cuando se convirtió en un día festivo tras ser aprobado en el Congreso.

Los estadounidenses acuden a los cementerios militares a homenajear a todos los caídos, especialmente al famoso Cementerio de Arlington en las afueras de Washington D.C., dejando flores y una bandera (la bandera en el uniforme de combate US Army) a los pies de las lápidas.

jueves, 8 de junio de 2017

UNA ENTREVISTA POLÍTICAMENTE CORRECTA


El General Reinwald, de la Infantería de Marina Norteaericana, fue entrevistado en un programa de radio por una periodista “politiciamente correcta”. El motivo de la entrevista era la inciativa de Reiwald para facilitar a un grupo de Boy Scouts la visita a las instalaciones militares a su cargo. En este contexto se desarrolló el diálogo:

P. “Bien General Reinwald. ¿Qué cosas les enseñará a estos jóvenes muchachos cuando visiten su base? 

R. “Bueno, les enseñaremos algo de escalada, canotaje, arquería y tiro al blanco”

P. ¿Tiro al blanco? Eso es un poco irresponsable ¿no le parece?.

R “No veo por qué. Los chicos estarán apropiadamente supervisados en el polígono de tiro por verdaderos instructores profesionales y con todas las garantías”.

P. “Pero ¿no admite usted que es terriblemente peligroso enseñarle a disparar a los chicos?.

R. “Sigo sin ver por qué. Antes de que alguien toque siguiera un rifle en mi Base, a cualquier persona primero le enseñamos todo lo que hay que saber acerca de la seguridad en el manejo de armas de fuego. Los niños no correrán ningún peligro”.

P. “¡Pero usted los está equipando para ser asesinos!”

R.“Mire, por lo que puedo ver, usted está perfectamente equipada para ser prostituta, pero no lo es ¿no es cierto?.

La radio se quedó en silencio durante varios largos segundos. Y la entrevista interrumpida….

(a alguno le puede ser útil)


LAS VACUNAS Y SUS CONSECUENCIAS EN EL ÁMBITO INFANTIL


8 Junio, 2017

Estimado Sr. Cárdenas:

Mi nombre es Lucía Galán Bertrand, soy médico especialista en pediatría.

Le escribo esta carta desde el respeto profundo hacia su profesión.

Me puedo imaginar lo difícil que es hablar durante horas cada día frente a miles de personas y hacerlo en directo. Las contadas ocasiones en las que he salido de mi consulta y me he enfrentado a una cámara de televisión para hacer lo que hace usted cada día en la radio, han sido para mí un verdadero reto. Un reto básicamente por sentir el enorme peso de la responsabilidad al saber que millones de personas me van a escuchar. En apenas unos minutos quiero transmitir un mensaje claro, directo y veraz a los oyentes y esto, con los nervios del directo, las cámaras y las decenas de personas que hay en el plató, sé que es muy difícil.

Pero aquí cada uno debemos asumir nuestra responsabilidad en nuestro trabajo y la de usted como periodista y comunicador es ser fiel a la verdad.

Ayer por la mañana vi a más de una veintena de niños en la consulta con problemas de todo tipo que ahora mismo no vienen al caso. A la última familia que entró les conozco desde hace años, confían en mí plenamente y es un verdadero placer verles de tanto en tanto en mi consulta.  Ayer venían para hacer la revisión rutinaria de salud. Aún con toda la información que les he ido dando a lo largo de todos estos años y de la confianza que han depositado en mí, al terminar la visita el padre me dijo:

Lucía, tengo dudas con respecto a una vacuna. Se oyen tantas cosas…

Y me lo dijo titubeando, bajando el tono de voz, con mirada esquiva y casi con miedo.

En ese momento dejé de escribir en el ordenador, le miré fijamente y con una sonrisa sincera, le dije:

Bien, vamos a intentar resolver tus dudas. Dime qué te preocupa.

Durante los siguientes 30 minutos contesté a todas y cada una de sus preguntas aportando información científica y contrastada, avalada y demostrada. Hablamos largo y tendido de todo aquello que a él le preocupaba y le di las gracias por haber compartido sus miedos conmigo y no con Google o con el vecino.

Gracias Lucía, me has dicho todo lo que necesitaba saber. Ahora ya no tengo ninguna duda.- me dijo sonriendo, ya más relajado y echándose hacia atrás en la silla.

Terminamos la consulta hablando de nuestros hijos, del verano y dándonos un abrazo. Ayer salí más tarde de lo habitual del trabajo, no pasa nada, la ocasión lo merecía. De hecho, salí contenta y orgullosa por lo que había conseguido. Sí, muy contenta.

Pero antes de coger el coche,  entré en twitter y de pronto me encuentro con sus desafortunadas declaraciones.

Sr. Cárdenas el alma se me cayó a los pies. Leo detenidamente sus declaraciones en la radio sembrando la duda sobre las vacunas y el autismo, hablando de epidemia de autismo y de metales pesados y de verdad que de pronto me vi, desde mi consulta, luchando contra Goliat.

Mire Sr. Cárdenas, podría contarle el inmenso trabajo y esfuerzo que supone convencer a unos padres con un hijo que padece un Trastorno del Espectro Autista que su patología nada tiene que ver con las vacunas; podría contarle el desgaste que nos supone a los miles de profesionales de la salud y científicos de este país, luchar contra los bulos y la desinformación, podría contarle incluso lo que supone ver morir a un niño (y a dos y a tres….) en apenas 24 horas por una sepsis meningocócica fulminante sin que puedas hacer nada porque la bacteria lo devora vivo delante de tus narices, podría compartir con usted la impotencia de decirle a unos padres que su hijo se ha muerto por varicela, sí, por varicela esa enfermedad que todos hemos pasado y que “nunca pasa nada”, dejémoslo en casi nunca; podría contarle también el devastador brote de sarampión que estamos sufriendo en Europa con miles de niños afectados, la mayoría de ellos no vacunados y las docenas de muertes que ya van registradas en Rumanía, Italia y en nuestro país vecino, Portugal… Podría hablarle incluso de lo que a mí personalmente me supuso tener una meningitis que casi acaba con mi vida y con la de mis padres al ver impotentes que su hija se moría… Podría contarle tantas y tantas cosas de enfermedades hoy en día prevenibles gracias a las vacunas; pero no lo voy a hacer por no extenderme. Sólo le voy a decir tres cosas.

Las vacunas no causan autismo. Este bulo nació en el año 1998 del Sr. Wakefield, médico corrupto al que el Colegio General Médico Británico le retiró la licencia de médico acusándole de actuar de forma deshonesta e irresponsable, reconociendo que las conclusiones y los métodos del médico británico eran falsos. Los pacientes seleccionados en su estudio pertenecían a familias vinculadas al movimiento antivacunas. Y para más datos, la generosa financiación provenía de un bufete de abogados que pretendía demandar posteriormente a las farmacéuticas fabricantes de la vacuna. Fue el mayor escándalo médico de la historia británica. En los años posteriores se han publicado cientos de estudios científicos con decenas de miles de niños estudiados y en ningún caso se observó tal asociación. El daño estaba hecho y miles de familias optaron por no vacunar causando la muerte por sarampión de un gran número de niños en todo el mundo. Desgraciadamente hay decisiones que te pueden costar la vida y lo que es peor, la de tus hijos.

No hay ninguna epidemia de autismo, para ser más exactos, de trastorno del espectro autista. Se diagnostican más casos ahora porque hasta hace unos años ni siquiera estaba contemplado en el DSM (Diagnostics and Statistics Manual of Mental Disorders). Fue en el año 1980 cuando se empezó a hablar de autismo, hasta la fecha a estos niños se les trataba como una variante de la esquizofrenia (terrible ¿verdad?). Ya en 1987 se desterró el término de autismo y se sustituyó por “trastorno autista” y desde entonces los términos y variantes diagnósticas, han ido evolucionando hasta el día de hoy. Ahora se diagnostican más casos porque los profesionales estamos formados en ello, porque estamos atentos, también los maestros y profesores; porque el trastorno del espectro autista tiene unos criterios claros que te llevan al diagnóstico, porque afortunadamente desde los 18 meses los pediatras estamos en alerta y porque forma parte de nuestro trabajo el identificar problemas en el neurodesarrollo, cosa que no ocurría hace 20 años.

Las vacunas son seguras, no contienen mercurio, son efectivas y salvan cada año millones de vidas en el mundo. Las vacunas suponen el mayor avance de la medicina en los últimos años y sembrar la duda con informaciones desfasadas, equivocadas y falsas, es una temeridad.

Y ya para despedirme, ahora le voy a hablar desde mi sentir: leer estos comentarios es frustrante y agotador para todos los que desde nuestro pequeño, pequeñísimo mundo luchamos cada día contra los bulos, creencias y pseudociencias. Con que una sola familia haya dudado o haya decidido no vacunar a sus hijos tras escucharle ayer en la radio, ya habremos fracasado todos. Estoy en contra de cualquier tipo de linchamiento, y entiéndame que esta carta no pretende serlo pero me resulta irresponsable y temerario hablar frente a un medio de comunicación sin tener un conocimiento profundo del tema y desde aquí le ofrezco toda mi buena voluntad para darle fuentes fiables en las que documentarse antes de abrir un debate tan serio como el de las vacunas.

Hablamos de vidas y de muertes…

Un saludo cordial,

Bibliografía interesante para ampliar el tema:

Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Mis compañeros estarán encantados de contestar a todas las dudas que tenga con respecto a las vacunas.
Cáncer infantil, niños trasplantados y vacunas. Mi intervención en Saber Vivir en La mañana de la 1 (TVE) Mensaje claro y fuera de guión, pero debía decirlo: las vacunas salvan vidas.
Interesante revisión de la historia del autismo
Posicionamiento de Confederación Autismo España
Vacunas y autismo De un excelente profesional el Dr. José Ramón Alonso a quien le recomiendo seguir.
Aumento de los casos de autismo De una excelente profesional además de colega de profesión la Dra. Maria José Más.


Dra. Lucía Galán Bertrand. Pediatra y escritora.

Autora de:

Lo mejor de nuestras vidas, 2016. Planeta.
Eres una madre maravillosa, 2017. Planeta.
Video curso Escuela Bitácoras Crianza 0-4 años.


martes, 23 de mayo de 2017

100 AÑOS DE HISTORIAS NIKON

Alba

Arrozal

Atardecer en Lanzarote

Aviones Red Bull

Ayers rock

Barca

Blue Flow

Campo de lavanda

Carrasqueira. Muelle abandonado

Carrera de bueyes

Colores

Composición

Concentración

Derrota amarga

Desierto blanco

El desierto del Thar

El lago de la niebla
 
El lobo

El momento del impacto

Ensoñación

Escupe la pua

Ibon de Piedrafita

Iluminación
 
La belleza del espacio

La paz del pescador

Lobo blanco

Los ojos del cisne

Niño con manzana

Noche

Otoño

Prisión en El Salvador

Profundidad de campo

Sainz Tropez

Seagull

Servicio de limpieza de Nueva York

Tenis

Zaanse Schans